Desde 2013 el grupo francés lleva interesado por la firma alemana de GM y tienen varios acuerdos comerciales para las plataformas de algunos de sus modelos.

No sé muy bien si la crisis financiera, el Brexit o el maldito alternador de los 1.9CDTI fue lo que hundió verdaderamente a la firma alemana, o tal vez una mezcla de los dos, lo que sí sé es que GM quería desprenderse de su firma representativa en Europa cuanto antes, donde según medios (El Confidencial) dice que los americanos perdieron desde 1999 una cuantía que asciende a los 20 mil millones de dólares y que con la llegada de la crisis puso en jaque a la compañía fundada por Adam Opel. Aunque el bache también afectó al grupo francés, donde en 2014 tuvo que entrar en accionariado por capital estatal y chino, parece que ha salido reforzado ya que un día después de San Valentín los franceses mostraban su amor por Opel y Vauxhall. Pero es verdaderamente el interés de compra una acción de amor por estas marcas o más bien por estrategia empresarial.

PSA se convertiría en el mayor grupo manufacturero de automóviles en España

La realidad es que hay un poco de todo, si nos enfocamos en estrategia empresarial en ámbito nacional, esta fusión supondría para España que PSA se convierta el mayor grupo manufacturero y de importaciones automovilísticas. Y es que los franceses tienen dos cadenas de montaje, donde Vigo está saturada y no puede crecer y la de Villaverde (Madrid) tiene un tamaño muy reducido, sin embargo, los alemanes, tienen la planta de Zaragoza que permitiría sacar al grupo PSA más de medio millón de coches al año. Si se efectúa la compra finalmente, las fábricas o centros de I+D+i en Europa se quedaría en 21 en: Francia; 3 en España; 3 en Alemania; 2 en Polonia; 1 en Austria; 1 en Hungría; 1 en Portugal y en 1 en Rusia, donde pasaría de tener 26 factorías a 34.

Posicionamiento comercial de las marcas Peugeot, Citroën, DS y Opel-Vauxhall

Si la compra de Opel-Vauxhall se hace efectiva, el grupo francés se posicionaría como un considerable competidor del gigante VAG. Y dispuestos a especular con la noticia y sabiendo que para PSA, Citroën es la marca de acceso de su grupo, DS Automobiles, la Premium, Peugeot la marca emblemática y propietaria del grupo, me haría pensar que Opel, se posicionaría en un segmento entre medias de ambas, que se orientaría a tener un acabado queen el grupo VAG está ausente que es el de deportividad, aunque con ciertos matices ya que si consideramos que un vehículo es similar a los Alfa Romeo y BMW.

PSA y Opel-Vauxhall comparten algo más que intereses empresariales.

Un subtítulo un poco tendencioso, pero la realidad es así y es que muchos elementos mecánicos como estructurales son compartidos por las marcas Peugeot, Citroën, DS y Opel-Vauxhall y es que el futuro Crossland X se dice que compartirá la plataforma con el último C3. Pero el cambio sustancial será en la mecánica, donde Opel lleva montando bloques del grupo FCA y parece que no dan en la tecla correcta, donde les ha pasado malas pasadas en la electrónica de los Astra e Insignia. Este cambio creo que conllevará la desaparición de los CDTI y con ello ese mal genio que tenían los Opel con los bloques motor de FCA, pero que seguro que mejorará en la fiabilidad y consumos en con los BlueHDI y PureTech.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados