En el Salón de Frankfurt la empresa alemana asombró a todos los asistentes con al presentación de un sedan con una de las mejores aerodinámicas hasta el presente. Esta asombrosa aerodinámica se refleja en las letras, las cuales hacen referencia al concepto de Intelligent Aerodynamic Automobile.

Dicho modelo que Mercedes-Benz presentó es un híbrido enchufable con una potencia de 279 CV. Alcanza los 250 km/h con unas emisiones de CO2 de 31 g/km, además consta de una autonomía completamente eléctrica de 66 Km y su coeficiente aerodinámico se sitúa en solo un 0,19.

El lujoso interior del concept de Mercedes sigue la línea del Clase S y ofrece diversas funciones táctiles. Según Mercedes, el objetivo es que el conductor se distraiga lo menos posible de la carretera. Por ello del mismo modo, su volante de dos radios incluye diversas funciones táctiles.

Este concept se caracteriza porque al alcanzar una velocidad de 80 km/h, o directamente pulsando un botón, el modelo automáticamente se transforma. Ocho segmentos móviles se desplazan aumentando su longitud hasta 390 milímetros, cuatro alerones del parachoques delantero se extienden 25 mm hacia delante y 20 mm los traseros hacia atrás. Sus llantas varían su desplazamiento de 55 a 0 m y un deflector en la parte baja se retrae para canalizar mejor el aire.

El ‘Concept IAA’ cuenta con la tecnología Car-to-X que permite al modelo comunicarse con otros vehículos o fuentes de información. Este sistema tiene vistas al futuro y con él se busca evitar accidentes o obstáculos en la carretera.

Las medidas del ‘Concept IAA’ se sitúan en 5.040 mm de largo, las cuales se amplían hasta 5.430 mm en el modo aerodinámico, 1.995 mm de ancho y 1.305 mm de alto. Su distancia entre ejes se sitúa en 2.975 mm