Ser embajador no tiene que ser fácil ya que, eres el máximo representante de un determinado país ante otro, o ante una organización internacional. Es una gran responsabilidad, pero no todo son cosas malas y en la embajada de Qatar lo saben bien. En este artículo os vamos a enseñar los espectaculares coches de la Embajada de Qatar en Madrid que se han dejado ver por las calles aledañas: varios Ferraris, Bugatti, Corvette…entre otros.

Comenzamos con este espectacular Ferrari 599 GTO, personalmente, uno de los que más me gusta. Se trata de una edición limitada a 599 unidades con 670cv y una aceleración de 0 a 100 en 3,3 segundos. Es una auténtica locura pasear con él por las calles de Madrid.

Este coche cuenta con un motor V12 y una trasmisión automática de seis velocidades que impulsan el coche hasta los 330 km/h. En cuanto a consumo de combustible su media es de 20 litros a los 100 kilómetros.

En la Embajada de Qatar también tienen un Ferrari 430 Scuderia. Fue presentado en 2007 en el Salón de Frankfurt y, aunque tenga más de 10 años, sigue siendo una auténtica máquina que pondría en apuros a algunos deportivos actuales.

Cuenta con, un motor V8 de 515cv que acelera de 0 a 100 en tan sólo 3,3 segundos, una tracción trasera, una trasmisión de 6 velocidades y una velocidad máxima de 360 km/h. Hace unos consumos de 15 litros a los 100 kilómetros.

Seguimos con este espectacular Ferrari 458 spider. En agosto de 2011 se presentaba este modelo en Maranello como una versión cabrio del Ferrari 458 Italia. A diferencia de la mayoría de deportivos cabrios, este cuenta con una capota de techo rígido.

Su motor V8 rinde una potencia de 570cv y acelera de 0 a 100km/h en tan sólo 3,4 segundos. La trasmisión es automática, alcanza una velocidad máxima de 325 km\h y su consumo a los 100 kilómetros es de 13,7 litros.

Ahora vamos con el que para mí es el más espectacular de los vistos en la Embajada de Qatar, el Ferrari LaFerrari. Se trata de una edición limitada a 499 unidades y cuyo precio supera los 2 millones de euros. Se presentó en el Salón del Automóvil de Ginebra como sucesor del Ferrari Enzo.

Este modelo cuenta con un motor V12 hibrído de 936cv que acelera de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos y alcanza una velocidad máxima de 402 km/h. Sin duda, su linea y su diseño, junto a estos parámetros, obedecen a un coche de auténtico lujo y es un auténtico disfrute para los sentidos.

Aunque la mayoría son superdeportivos, en la Embajada de Qatar en Madrid también utilizan coches algo más “normales”, como este Chevrolet Camaro. Este modelo salió para hacer competencia al Ford Mustang, y seguramente muchos de nosotros nos sonará por haberlo visto en la película de Transformers.

Tiene un motor V8 que le otorga una potencia de 426cv, acelera de 0 a 100km/h en 5,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h, a diferencia de los Ferraris citados anteriormente este modelo cuenta con 4 asientos y una caja de cambios manual.

El siguiente es uno de los que mas se deja ver por las calles de Madrid, este espectacular Chevrolet Corvette C7. Chevrolet presentó el Corvette a principios del 2013, fue un gran cambio respecto a la versión anterior, tiene materiales más ligeros y una mejor aerodinámica.

Cuenta con un motor V8 atmosférico que rinde unos 455cv, acelera de 0 a 100km/h en tan solo 3,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 292 km/h, este en concreto tiene los tubos de escapes cambiados por la marca Corsa, suena muchísimo.

Por último tenemos este impresionante Bugatti Veyron Grand Sport visto también en la Embajada de Qatar en Madrid. Este modelo fue presentado en el concurso de elegancia de Pebble Beach, la idea era los clientes de Bugatti pudieran disfrutar del cielo abierto gracias a un techo removible de policarbonato perfectamente integrado en el vehículo.

Este coche cuenta con un motor W16 que rinde una potencia de 1001cv, una autentica barbaridad, acelera de 0 a 100km/h en tan solo 2,5 segundos, fue considerado el descapotable mas rápido del mundo con una velocidad máxima de 426 km/h.

Imágenes: Autogespot, Manuel F, Raúl Salinas