Para el 2017 cambiará la normativa del WRC, donde los coches que participarán tendrán más potencia que los de competiciones anteriores.

Contarán con un motor 1.6 turbo alimentado que desarrolla alrededor de 380 caballos, que si lo comparamos con los 315 que podían tener en 2016 se nota una gran diferencia, y esto se debe al aumento de la dimensión de la brida del turbocompresor que pasa de 33 a 36 milímetros. Otro factor a tener muy en cuenta es el peso, pueden reducirlo en 25 kilos, quedando en 1175 kilos para el 2017. A todo esto se le suma una mejora en la aerodinámica y más anchura, dotando a los coches de una mayor estabilidad, y por tanto, seguridad.

Poco a poco los coches del WRC van cogiendo forma como el prohibido y memorable grupo B.

Las marcas tendrán hasta el 1 de noviembre para homologar sus vehículos, aunque algunas como Citroën ya acabaron el trabajo. A partir de esa fecha, solamente se podrán hacer algunos cambios a los vehículos que deberán ser aprobados por la Federación Internacional de Automovilismo.

Las marcas que estarán presentes en el siguiente año son:

Volkswagen Motorsport

Contará con tres Polo R WRC 2017, las cuales serán conducidas por Sébastien Ogier, Jari-Matti Latvala y Andreas Mikkelsen.

polo

M-Sport y DMACK

Contarán con el Fiesta RS WRC, conducido por Eric Camilli (M-Sport) y como pilotos posibles están Ott Tänak y Elfyn Evans (DMACK).

fiesta

Toyota Gazoo Racing

Comenzará con el Yaris WRC, proyecto dirigido por Tommi Mäkinen y como piloto Juho Hänninen. Además podría llegar otro piloto, el cual podría ser Esapekka Lappi.

yaris

Hyundai

Tendrá como pilotos a Hayden Paddon y a Dani Sordo.

i20

Citroën Racing

Se incorporan al WRC y cuentan con su nuevo C3, del cual podrían llegar a tener 3 unidades. Por ahora se sabe que una de ellas la pilotará Kris Meeke,  que irá con Paul Nagle de copiloto. Thierry Neuville es un posible piloto, pero todavía no hay nada claro.

citroen-c3