El Kia Cee’d, un coche compacto del segmento C de diseño y fabricación completamente europea (Eslovaquia). El representante de los compactos de la marca sur coreana se presentó en el Salón del Automóvil de Ginebra del año 2006 en forma de prototipo, y desde entonces, se han presentado dos generaciones, una que abarca del 2007 al 2012 y otra desde el 2012 hasta ahora.

Entre sus rivales se encuentran coches superventas como el Volkswagen Golf, el Seat León, el Ford Focus o el Opel Astra, entre otras modelos. Dado que KIA forma parte del Hyundai KIA Automotive Group, el Hyundai i30 comparte características como la región de su fabricación la cual es europea, buen nivel de calidad, habitáculo apto para 5 adultos y equipaje y prioridad en los motores diésel.

Con respecto al nombre de Cee’d no se sabe nada, hay dos teorías, una que KIA quiso evocar a la Unión Europea con las siglas CEE (Comunidad Económica Europea) y otra muy distinta que apunta a la pronunciación de seed -semilla en inglés- que explicaría el germen de la expansión masiva de KIA por toda Europa. Nosotros nos quedamos con lo de seed, nos parece algo más lógico.

Análisis

Una vez explicada brevemente la historia del modelo, pasamos a lo que es el análisis del mismo. En nuestro caso, el modelo que amablemente nos prestó un seguidor de Monky Cars para que hicieramos el reportaje fue el KIA Cee’d GT Line.

Podremos comprar un Cee’d con las siguientes motorizaciones:

GasolinaDiésel
1.0 T-GDi 100 CV1.4 CRDi WGT 90 CV
1.0 T-GDi 120 CV 172 Nm1.6 CRDi VGT 136 CV 185 Nm
1.4 CVVT 100 CV

Como anteriormente dije, probamos la variante GT-Line con el motor 1.0 T-GDi de 120 CV, a priori, el más emocionante. Esta motorización es el ejemplo perfecto de “downsizing” y resulta increíble que de un motor tan pequeño se pueda sacar tanta potencia. Nos ha gustado lo suave que resulta en autovía a pesar de ser tricilíndrico, pero nos ha decepcionado la respuesta en marchas cortas y aceleración.

Motor 1.0 TGDi que monta el KIA Cee’d

Si conduces el Cee’d de una forma conservadora, vas a disfrutar de un gasolina que se comporta como un diésel, entregando todo su par motor a partir de 1500 rpm. No obstante, nos ha entregado menos fuerza de la que esperábamos. Parece que los 172 Nm de par máximo que ofrece este motor no dan la talla si los comparamos con los 200 Nm del Golf 1.0 TFSI (115 CV) o los 185 Nm del Auris 1.2 (120 CV).

Tras observar detenidamente la tabla de motorizaciones disponibles, hemos llegado a la conclusión que las opciones más interesantes son la diésel. Para bajos consumos y conducción relajada podremos escoger el 1.4 con cuatro cilindros, que nos entregará menos potencia que el equivalente en gasolina, pero con mayor par motor. Si queremos un coche más rápido podremos disfrutar del 1.6 y sus 136 CV, que además de darnos un consumo medio de 4 l/100km, nos “pegará al asiento” con sus 280 Nm de par máximo desde las 1500 rpm hasta las 3000 rpm.

Diseño

El Cee’d presenta un diseño muy diferenciador. En el frontal encontramos unos llamativos led’s cuadrados -los famosos cubito de hielo- bajo los faros diurnos, que incorporan una curiosa “pestaña” blanca en su zona superior. El diseño posterior es algo más conservador y mantiene unas líneas más clásicas con iluminación led pasiva.

Si nos sentamos en el asiento del conductor vamos a disfrutar de una sensación agradable, casi familiar. Todo se encuentra donde te lo esperas. El sistema multimedia es muy completo incluyendo cámara de visión trasera, navegador integrado y streaming de audio por bluetooth (además de la toma auxiliar y USB). El volante se siente realmente bien, y gracias a los tres modos de conducción (deportiva, estándar y confort) podemos adaptarlo a nuestro gusto. Los asientos son realmente cómodos y envolventes aunque no alcanzan la calidad de modelos de la competencia como el Seat León o el Opel Astra.

 

Interior del KIA Cee’d GT Line

Comportamiento

Su comportamiento lo hace acercarse más al de un coche diésel que al de uno propulsado por gasolina, me explico. Sus marchas son bastante largas, lo que hacen que el coche vaya muy suave, además de que el ruido del sistema de escape sea inapreciable, lo cual le quita la
emoción que suelen tener los gasolina. Es ágil en curva como cualquier buen compacto que se precie, aunque su dirección no nos haya transmitido toda la información, debido probablemente a un exceso del sistema MDPS (Dirección asistida eléctrica).

Consumo

Parte trasera del KIA Cee’d GT Line

A pesar del bajo consumo que generalmente otorgan los motores tricilíndricos, el consumo del KIA Cee’d marca la media de 6 l/100 km, siendo por tanto un consumo notable. En la prueba que realizamos por tramos de montaña nos arrojó un consumo de 8.3 l/100 km y en consumo mixto unos 7 l/100 km. Hay que saber que, al ser de gasolina, es un consumo muy comedido y que está en la línea de lo normal en la motorización en este segmento para este año 2016.

Conclusiones

El Kia Cee’d se posiciona como un coche completo y equilibrado dentro del segmento C. Nos ha decepcionado el desempeño de los motores gasolina que ofrece, con menos fuerza y mayor consumo que los de la competencia. No obstante, por 17.684 € con todos los extras posibles se posiciona como una alternativa muy interesante comparando a la competencia, donde encontramos el Seat León 1.2 TSI a 20.630 € o el VW Golf 1.4 TSI a 22.920 € (a los que habría que sumar todos los extras). También cabe mencionar los 7 años de garantía que ofrece Kia, un valor añadido que no todas las marcas dan hoy en día.

Kia Cee'd 1.0 TGDi GT Line
Diseño7
Rendimiento6.5
Equipamiento7.5
Positivo
  • Equipamiento
  • Posición de conducción
Negativo
  • Rendimiento general
  • Consumo
7Puntuación

Sobre El Autor

Director y fundador

Soy un apasionado del motor desde muy pequeño, podría decirse que era el típico niño que solía ir recitando las marcas de los coches a sus padres. Me encantan todos los tipos de coches, en especial los super deportivos italianos, como los Lamborghini y los Ferrari.

Artículos Relacionados