El KIA Ceed pro Cee’d 1.6 T-GDi GT se corona como el compacto coreano más potente a día de hoy, a falta de la presentación del Hyundai RN30.

La belleza es subjetiva

Aunque el KIA Pro_Ceed GT necesita un renovado más pronto que tarde (esto es algo de lo que hablaremos más tarde), en general cuenta con un diseño atractivo. El aspecto más diferenciador con respecto a las otras versiones, a parte de la trasera que es específica de este modelo, es el labio rojo que podremos encontrar en el inferior del frontal, además de las inscripciones GT que podremos encontrar repartidas por todo el coche, desde el volante hasta la parte trasera.

La calidad de los materiales en el interior es aceptable, si bien es verdad que oiremos algún crujido en los plásticos de las puertas como ya nos pasaba en el KIA Optima, algo que sin duda no es para nada agradable. El tacto del volante, con el anagrama GT bordado, y de los pedales de aluminio es bastante bueno, así como el de sus asientos Recaro, exclusivos de esta versión. Las puertas de acceso al puesto de conducción son muy amplias y no tendremos ningún problema para entrar a los asientos, y la postura de éstos es, simplemente, excelente. Es una pena, eso si, que al reclinarlos hacia adelante para acceder a las plazas traseras no se guarden los reglajes que hayamos hecho.

photo_2016-11-10_09-32-30

KIA siempre se ha caracterizado por producir coches de precio reducido, principalmente orientado a familias, y con este coche parece que se han soltado la melena. Esto, probablemente, continuará con las próximas versiones del Optima y del Rio en su versión GT.

¿Es práctico para el día a día?

Bastante. Como hemos comentado antes, el acceso a las plazas traseras es bastante cómodo y disfrutan de bastante espacio. La pega de estas es el tamaño de la ventanillla lateral, que nos dará una sensación un tanto agobiante. Por suerte o por desgracia, esto no es exclusivo de este modelo.

El maletero tiene muy buenas dimensiones y cuando abatimos las plazas traseras, nos muestra un suelo plano. Además de esto, hay ganchos con los que podremos colgar objetos. ¡Sorpresa! Algo que está en peligro de extinción, contamos con rueda de repuesto.

En definitiva, como la mayoría de modelos de tres puertas, trata mejor a los pasajeros delanteros que a los traseros, pero aún así es práctico para el día a día con un maletero decente y unas plazas traseras óptimas.

Hay que tener en cuenta que es un GT y no un GTi

Esto es algo que hay que tener muy en cuenta a la hora de montar en el coche. Se trata de un GT, lo que significa que es la versión más equipada, y por tanto más potente, y que es muy probable que no nos proporcione la diversión que un GTi lleva en su ADN. No me malinterpretéis, el Pro Cee’d GT es un coche divertido, pero su motor 1.6 TGDi de 204 caballos es algo perezoso y no nos dará tanto juego como un GTi, aunque hablando de este tipo de coches, su rival más directo sería el Golf GTI, y éste cuesta 12.000€ más.

photo_2016-11-10_09-33-09

Su motor va acoplado a una caja manual de 6 velocidades que transmite la potencia a su tracción delantera. Respecto a un KIA Cee’d, tiene cambios en los muelles y los amortiguadores, 4 milímetros menos de altura, la barra estabilizadora posterior es más gruesa y los bujes son distintos. A diferencia de otros compactos deportivos que están diseñados en Nürburgring para lograr el mejor tiempo y que suelen tener una suspensión dura e incomoda, el KIA Ceed Pro Cee’d GT es muy suave en curvas, aceleraciones o frenadas, y aunque si que es verdad que es más dura que la de cualquier otra versión, en ningún momento será molesta y nos brindará con respuesta en la dirección previsible.

Según datos oficiales, el Ceed Pro Cee’d GT alcanza los 100 km/h desde parado en 7,7 segundos y los 230 km/h como velocidad máxima. Cuenta también con una buena insonorización en el habitáculo, haciendo que en un trayecto a 120 km/h en sexta apenas escuchemos la mecánica.

Consumo UrbanoConsumo ExtraurbanoConsumo Mixto
9,7 l/100 km6,1 l/100 km7,4 l/100 km

Vale, ya sabemos que no es un GTi, pero hay ciertos aspectos que si que nos gustaría haberlos visto en este coche, como son un diferencial autoblocante, ya que tiene un motor con mucho par y facilitaría mucho las cosas en una situación de subviraje a un conductor con poca experiencia, además la sensación de este tipo de diferenciales es muy superior. Y también, aunque esto es opinión personal, se echan en falta unos mejores frenos.

GT, sinónimo de tope de gama

Contamos con pantalla táctil en el sistema multimedia, arranque sin llave, manillas exteriores de las puertas iluminadas, retrovisores con luz de aproximación, asientos en piel y Alcántara, climatizador bi-zona…en fin, elementos de equipamiento que justifican el símbolo GT que encontramos por todo el coche y su precio, en torno a los 23.754 euros.

jd_pe_3dr_gt_exm1_technology_1920x1080

También en el tema de iluminación de carretera, contamos con una iluminación LED en los pilotos traseros que lo hacen diferenciarse de las otras versiones. Los faros delanteros son de xenón y tienen una buena iluminación, aunque es una pena que las luces largas sean halógenas.

Y seguimos, techo panorámico, espejo interior fotosensible, sensores de aparcamiento, cámara para la marcha atrás, control de crucero y limitador de velocidad…en este Ceed Pro_Cee’d echaremos en falta pocas cosas en cuanto a equipamiento.

ModeloKIA Ceed Pro_Cee’d GT
Precio23.754 euros
Potencia204 CV a 6.000 rpm
Par máximo265 Nm entre 1.500 y 4.500 rpm
Cilindrada1.591 cm3
Aceleración (0-100)7,6 segundos
TransmisiónTracción delantera
CambioManual de 6 velocidades
Maletero380 litros
Peso1.359 kg
KIA Ceed pro Cee'd 1.6 T-GDi GT: el coreano más deportivo
Diseño8.5
Habitabilidad9
Rendimiento7.5
Equipamiento8.5
Consumo8.5
Precio9
A favor
  • Precio
  • Diseño frontal
  • Equipamiento
En contra
  • Motor algo perezoso
  • Plásticos interiores
8.5Puntuación
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
7.9

Sobre El Autor

Director y fundador

Soy un apasionado del motor desde muy pequeño, podría decirse que era el típico niño que solía ir recitando las marcas de los coches a sus padres. Me encantan todos los tipos de coches, en especial los super deportivos italianos, como los Lamborghini y los Ferrari.

Artículos Relacionados