En el mundo del motor hay letras que debemos de tener en cuenta a la hora de comprar un determinado modelo u otro, en el caso de BMW no es lo mismo tener un modelo con equipamiento M a no tenerlo, y sucede similar con otras marcas premium del mundo del motor como los modelos RS de Audi o los modelos AMG de Mercedes-Benz.

Posteriormente, tras esclarecer que no estamos ante un BMW cualquiera, cabe destacar que la unidad probada es un BMW Serie 2 Coupé 218d M. Lo normal es que de primeras pensemos que el Serie 2 no tiene nada que hacer si lo enfrentamos a los modelos superiores de la marca, pero no sucede así, al contrario; dado su menor tamaño y sus prestaciones se hace muy fácil y “divertido” de conducir al tener una respuesta más viva y ser más ágil que sus hermanos mayores.

El BMW Serie 2 Coupé y el BMW Serie 2 Cabrio nos ofrecen una atractiva visión del segmento de los compactos, con una habitabilidad obviamente mejorable pero con una agradable dinámica (incluso desde los motores de acceso) y el diseño exterior e interior ya sobradamente conocido en la marca. La unidad probada forma parte de la actual generación del BMW Serie 2 Coupé (la primera) que se presentó en 2013. Tanto el Serie 2 Coupé, como su hermano descapotable, el Serie 2 Cabrio, se apoyan en una plataforma de propulsión (tracción trasera) a diferencia de la plataforma de tracción delantera del BMW Serie 2 Active Tourer y del BMW Serie 2 Gran Tourer que comparten su chasis.

ModeloSerie 2 Coupé 218d M
Preciodesde 30.699€ (el de la prueba 42.640 €)
Potencia150 CV
Par máximo320 Nm entre 1.500 y 3.000 rpm
Cilindrada1.995 cc
Aceleración (0-100)8,4 segundos
TransmisiónTracción trasera
CambioSteptronic de 8 velocidades
Maletero390 litros
Peso1.450 kg

 

 

 

 

 

¿Y que motores puede equipar el BMW Serie 2?

La oferta de mecánica para el Serie 2 se mueve entre 136 y 340 CV, con variantes de tracción trasera o total xDrive, y con cajas de cambio manuales de seis marchas o automáticas Steptronic de ocho velocidades, aunque también hay una Steptronic Sport para las versiones coupé y cabrio. La gama de motores del BMW Serie 2 es muy amplia e incluye además versiones híbridas. Destaca la introducción de motores con tres cilindros y 1.5 litros aunque el grueso de alternativas recurre a motores de cuatro cilindros y 2 litros de cubicaje. Las versiones, tanto para el Coupé como para el Cabrio, se dividen en gasolina (i) y diésel (d): 218i (136 CV y tricilíndrico), 218d (150 CV), 220i(184 CV), 220d (190 CV y disponible en xDrive), 225d (224 CV), 230i (252 CV) y M240i (340 CV y xDrive en opción).

¿Y como es el interior?

En el habitáculo destaca la nueva apariencia para el cuadro de instrumentos, con mandos cromados para los elevalunas, la opción de poder equipar tres tapicerías (una de piel y dos de tela), puerto USB y conexión Bluetooth de serie, nueva interfaz para el sistema multimedia, consola central con moldura decorativa en acabado brillante, listones embellecedores con apliques en cromo, nuevas formas en salpicadero y difusores de aire o un renovado diseño para la tapa de la guantera.

Además, nuestra unidad de pruebas equipaba el mando iDrive, de última generación con superficie táctil, y el sistema de navegación Professional, que por primera vez incorpora una pantalla táctil de 8,8 pulgadas. Este ha resultado ser muy fácil de usar, gracias a unos menús muy sencillos e intuitivos.

Respecto al cambio, cabe destacar que la unidad probada equipaba el automático Steptronic Sport, el cual permitía tener mayor respuesta del motor gracias a que lo llevaba más revolucionado que con el cambio normal.

Me gustaría destacar que, para sorpresa mía, al recogerlo me llevé una gran decepción al comprobar que el instrumento de mandos era analógico, y que no se había instalado una pantalla de grandes dimensiones como hacen otras marcas premium en sus modelos similares. Pero la decepción me duró poco gracias a que tras probarlo me di cuenta de que en la parte inferior hay una pequeña pantalla en la que aparecen las indicaciones que da el navegador en voz alta, u otra información que nosotros seleccionemos como autonomía, consumo, etc. Esta solución, me parece muy práctica debido a que mezcla las cualidades de ambos tipos de instrumentos al ser los analógicos muy claros e intuitivos y a la vez poder mostrar en la pantalla mayor información que solo con los indicadores convencionales.

Respecto a la habitabilidad, cabe destacar que no estamos ante un modelo en el que destaca especialmente, sino que en las plazas traseras se ha visto sacrificada para poder dotarlo de unas reducidas dimensiones. A pesar de ello, los asientos traseros son muy cómodos y recogen muy bien el cuerpo, pero no todo podía ser bueno, debido a que su altura al techo y el espacio que separa las rodillas y el asiento delantero perjudican el confort de estas plazas. Para entendernos, si eres alto o  de una altura normal no cabes.

 

Y a todo esto, ¿Me lo compro?

Para responder a esta pregunta, primero debemos tener claras cuales son nuestras prioridades a la hora de comprar un coche, si te gustan las berlinas y los coches espaciosos este no es tu coche, en cambio, si te gustan los coches con un diseño compacto y deportivo, prestacionales y divertidos este es tu coche. Aunque, para hacerlo tuyo deberás pagar una cantidad aproximada a 42.640 €, que es el precio de la unidad probada; si lo quieres menos equipado puedes conseguir el BMW Serie 2 Coupé 218d por 30.699€, ya depende de tu bolsillo y tus prioridades.

Prueba BMW Serie 2 Coupé 218d M Pack
DISEÑO8.5
HABITABILIDAD7.2
RENDIMIENTO9.5
EQUIPAMIENTO9.2
CONSUMO8.4
PRECIO7.6
A FAVOR
  • Respuesta del motor
  • Diseño exterior
  • Tamaño reducido que facilita su estacionamiento
EN CONTRA
  • Habitabilidad de las plazas traseras
  • Precio
8.4Nota Final