Ante el dato de tener poco presupuesto y querer una moto para todo incluido algún viaje, el fabricante asiático Tayo Motorcycles sorprende al mundo del motociclismo centrándose en un único mercado, el cotizado mercado del carnet A2.

La marca Zontes nos presenta dos motos distintas las cuales se subdividen. En primer lugar, tiene una apuesta de una moto de tipo custom con unos colores bastante llamativos para este tipo de motos.

En segundo lugar, tenemos una misma moto con distintos retoques diferentes para las distintas versiones. Como aspectos comunes a las variantes trail, naked y sport encontramos la parte del motor, chasis, basculantes, escapes y electrónica.

En esta prueba nos vamos a centrar en la T310, la variante trail. Cabe destacar como en los otros modelos, el arranque por proximidad, la guantera integrada en el cuadro, la cúpula regulable en altura electrónicamente y la pantalla, la cual varia respecto de su hermana la R310.

“Mini trail amante de las pistas”

Una vez montado en la moto te das cuenta de lo ágil que es, llegando al suelo con las puntillas de los pies (midiendo 1,75 cm). Esto da a entender el comportamiento que va a tener la moto. Aunque cuesta subir a la Zontes con sus 830 mm de altura al asiento, cuando te sientas en ella te sientes más cómodo, gracias a que gran parte del recorrido de la horquilla se hunde, de nuevo dando a entender que tiende a las pistas de tierra.

Con sus 160 kg en orden de marcha (peso de motos 125 cc) nos da sensación de ligereza. La posición de conducción es superior en comparación con su hermana la sport y naked, lo que permite ver qué hay por encima de algunos coches. Después de un pequeño viaje de casi hora y media, el asiento resultó bastante cómodo, lo cual me pareció una cosa a destacar muy positiva de esta mini trail.

Parte ciclo suficiente

La instrumentación se refleja en una pantalla de tipo digital iluminada en LED en la cual se puede variar la iluminación mediante unos botones que se encuentran en la parte inferior de la misma. Tiene toda la información que se puede necesitar: testigo del ABS cuando éste está desconectado, aceite, avería de motor, intermitentes, reloj digital, odómetro y parciales, nivel de gasolina y tacómetro un tanto confusos de entender.  

Las ruedas que trae esta moto de serie no son muy buenas, por lo que me gustaría advertir de su poca adherencia en asfalto. Este problema es subsanable, ya que una vez acabado el rodaje se podría optar por el cambio de neumáticos para aprovechar más las posibilidades de la moto.

«Dinámicamente»

Una vez sales a carretera, en caso de que hayas tenido motos de carretera antes, no tardarás en escuchar el sonido de los tacos de las ruedas mixtas que monta. Éste se va amortiguando por el silbido que arroja el motor, que puede ser que no guste a muchos usuarios. Resultando incómodo en algunos momentos junto con la vibración del motor. El sonido se acentúa cuando tienes que hacer una recuperación para adelantar o una incorporación, en especial en el rango de las 6.500 hasta las 7.500 revoluciones por minuto. El motor se muestra sólido y sin demasiados problemas para tener recuperaciones.  Se trata de un monocilíndrico de 312 cc, 35 CV y 30Nm a 7500 rpm, un tanto soso y sin carácter. Cabe destacar que la unidad de pruebas que se ha tratado tenía 820 km por lo que las vibraciones se irán amortiguando.

El escape de la Zontes solo tiene una salida real

En puertos de montaña, las ruedas que trae a moto la hace un tanto especial. En frenadas fuertes notas como la moto hunde demasiado la parte delantera, lo que hace que no tengas ese “sentimiento” en la rueda trasera y notes como parece que incluso la lleves pinchada o sin adherencia. Esa sensación se deja de notar cuando estás a mitad de curva y abres gas, donde se puede apreciar el traqueteo de ese mono cilíndrico aprovechando esas bajas revoluciones para sacarte de la curva con alegría. Los frenos se han comportado de manera precisa, nunca llegando a perder mordida por temperatura o por sobre uso. El delantero, de un solo disco, muestra un tacto bastante duro con buena mordida desde el principio. Además, el ABS en este tren no es nada intrusivo. En cambio, el freno trasero sufre de tener mucho recorrido, lo que hace que tengas que mover mucho el pie para llegar a frenar algo con él. Aparte, el ABS es bastante intrusivo en una frenada únicamente con este tren.

En pistas de tierra, había que probarla, ya que nos encontramos una moto que quiere ser una trail de media-baja cilindrada. En este aspecto se nota que la moto quiere pistas y no tanta autovía. Se nota en el tarado de las suspensiones, en la anchura del manillar, en la facilidad para conducir de pie, el ABS desconectable, etc. Al ser un mono cilíndrico nos recuerda a una moto de 250 cc de enduro, ya que desde abajo nos permite subir cortafuegos con facilidad. También cuenta con una primera marcha bastante corta, pudiendo salir en segunda siempre sin problema. El poco alma que para mi gusto demuestra este motor en carretera a medias-altas revoluciones parece otro cuando le exiges salir en cuesta en pista, traccionando la ruedas bastante bien. Se puede decir que es una trail más “endurera” que “asfáltica”.

Pros y contras de la zontes T310

Lo que NO me gusta, me parece que al motor le falta nervio para poder llevar un ritmo más alegre con esta moto tanto en carretera como en pistas de tierra, tal vez montando un bicilindrico se podrían ganar mas cv a pesar de sacrificar algo de par como montan algunas de sus competidoras. La parte ciclo me parece correcta para esta moto, siempre que sepas que tira más al campo que a la carretera. El sonido me parece un poco estridente sobre todo a altas vueltas (velocidad legal) y en pistas de carretera peca de tener acabados de plástico, ya que suenan todos y cada uno de ellos.

Lo que SI me gusta, la estética de parecer una moto de mayor cilindrada acentúa su naturaleza de moto robusta, lo que siempre llama la atención. La carga tecnológica que lleva, y detalles como las piñas iluminadas para gente que tiene que conducir por la noche junto con su MUY buena iluminación la cual es todo de led. La postura de conducción sumada a la cúpula regulable y el cómodo asiento tanto para conductor como para copiloto. Por ultimo, el detalle de la preinstalación para maletas ademas de tener huecos en los asideros de copiloto para amarrar un equipaje con pulpo.

Prueba Zontes T310: una gran minitrail
Diseño8.5
Comodidad7.5
Rendimiento5
Equipamiento6.5
Consumo7
A FAVOR
  • Estética de moto de mayor cilindrada
  • Carga tecnológica
  • Comodidad
EN CONTRA
  • Falta de carácter
  • Neumaticos de serie de poca adherencia
  • Acabados en plástico
6.9Nota Final

Sobre El Autor

Ingeniero mecánico amante de las 2 ruedas

Artículos Relacionados