La Yamaha NMAX 125 se ha propuesto quitar el trono de la moto más vendida en España -según los datos de ANESDOR– a la Honda PCX.

Es un scooter ligero, potente, cómodo, ágil, poco gastón y tiene unas prestaciones muy buenas. Además, tiene un precio de 3.099 euros con ABS incluido, prácticamente el mismo precio que la PCX (3.075 €), que solo tiene frenada combinada.

El terreno natural de la NMAX es la ciudad, pero también podemos ir por carreteras comarcales gracias a la finura y potencia de su motor

Su terreno, la ciudad

No ya solo por su motor BlueCore de 125 cc y 12 CV de potencia a 7.500 rpm, sino también por su ligereza (127 kg) y por su tamaño (1955 mm de longitud, 740 mm de anchura y 1115 mm de altura) la Yamaha NMAX es una moto creada para circular por la ciudad.

Es una scooter que está fabricada con calidad. Se nota la marca Yamaha en los detalles. Está bien rematada y no veo ningún fallo de acabados a simple vista.

En parado es muy sencilla de manejar, no solo por su poco peso, sino porque el asiento está cerca del suelo, en concreto a 765 mm.

En parado es fácil de manejar porque la altura del asiento con respecto al suelo es baja

Desde parado en los semáforos hay que reconocer que sale con contundencia. El acelerador tiene un tacto agradable en todo su recorrido. Durante la aceleración no se nota mucho el sonido del motor, que es más bien grave y suave.

La NMAX es muy ratonera en la ciudad. Se agradece su agilidad y su bajo peso. Además no es ancha y esto facilita el serpenteo entre los vehículos.

Los retrovisores no son aptos para aquellos que sean muy corpulentos

No obstante, los retrovisores en algún caso me resultaban un poco cortos. Yo mido 1,80 m y soy bastante corpulento. Por eso, eché de menos que los retrovisores estuviesen un poco más salidos, aunque eso restaría practicidad a la hora de moverse entre el tráfico.

El pasajero no lo pasará muy bien

Cada vez que analizo una moto intento que una parte de la prueba sea con pasajero, algo que suele pasar desapercibido en otros análisis sobre esta moto que he leído.

El asiento para el pasajero es bastante pequeño y lo obliga a ir muy pegado al conductor hasta el punto de poder llegar a molestarlo si hacen unos cuantos kilómetros juntos

En este caso, mi acompañante fue un chico de alrededor de 1,75 m y 70 kg de peso. Su primer comentario al montar fue que era muy pequeño el asiento trasero. No tiene nada que ver con el asiento del conductor, que da sensación de un scooter más grande -aunque no llega a ser el de un maxiscooter-, sin ir muy volcado hacia el panel de instrumentos como ocurre en otros scooters pequeños.

Las estriberas del pasajero son pequeñas, no cabe por completo un pie mediano

Las estriberas del pasajero son más bien pequeñas y un pie de tamaño medio no cabe entero, lo que significa que se pueden llegar a clavar en la planta del pie. Además, cuando el conductor vuelva a iniciar su marcha desde parado chocará su pie con el del pasajero.

Atrevida en carretera

Decidí aventurarme con ella y hacer una ruta junto a dos compañeros que tenían motos mucho más potentes. Obviamente, yo marqué el ritmo por delante.

Hicimos la ruta de Las Vegas, por el sureste de Madrid, un recorrido que recomiendo porque es muy agradable, lleno de naturaleza, y divertido al combinar zonas de curvas amplias con otras muy cerradas.

Su cúpula está por una cuestión estética porque no da ningún tipo de protección aerodinámica. Yamaha tiene una cúpula más alta que cuesta 163,42 €

En autopista no puedes esperar mucho de ella. Su velocidad máxima ronda los 110 km/h -yo conseguí alcanzar los 116 km/h en bajada-. Su cúpula es testimonial, no protege nada del viento por lo que penaliza todavía más a la hora de alcanzar los 100 km/h.

No obstante, hasta esa velocidad la potencia es continua, gracias a su distribución variable (VVA) que hace que tengamos un llenado de gasolina completo de los cilindros cuando pasamos las 6.000 rpm. A continuación, un vídeo explicativo para entender en qué consiste la VVA de Yamaha.

Tras el tedioso recorrido de autopista, empezamos el recorrido por las carreteras y las curvas. Cuál fue mi sorpresa cuando tras unos minutos rodando me di la vuelta y ya no estaban mis compañeros.

Es cierto que ellos tenían menos experiencia que yo en rutas y rodando, pero jamás me podría haber imaginado que en las curvas les dejase atrás yendo con motos de 500 cc. La Yamaha se portó sorprendentemente bien en las curvas, con un gran aplomo. El caballete me rozó un par de veces, pero con el cambio de la postura de conducción inclinando más el cuerpo que la moto no me volvió a pasar.

El tren delantero me lo esperaba más inestable pero no fue así. La Yamaha NMAX conserva el espíritu deportivo de la familia MAX como la T-MAX o la X-MAX. Y los frenos, con ABS, son igualmente buenos. El ABS trasero es mucho más intrusivo que el delantero. Las suspensiones trabajan muy bien. No llegan a ser muy duras y se adaptan al terreno de forma que es muy difícil que las ruedas se despeguen del firme.

Tiene un freno delantero con un disco hidráulico de 230 mm y ABS. Detrás lleva un disco de 230 mm con pinza de un pistón y ABS. Además tiene una horquilla telescópica delantera con barras de 31 mm y un doble amortiguador trasero

Consumo y depósito

El depósito es de 6,6 litros y lo llenamos con poco más de 7 euros. El tapón no tiene bisagra.

Hay que hacer una mención especial al consumo de la NMAX y a su depósito. En el recorrido de 220 km que hicimos por Las Vegas, esta moto hizo un consumo de 3,3 litros. Tuve que repostar casi al final del camino ya que no me quería arriesgar al estar en reserva.

Una gran pega de esta moto es que solo caben 6,6 litros de capacidad en el depósito. No obstante, es una pega si vas a hacer una ruta con ella que no es ni mucho menos lo habitual en este scooter. Para la ciudad es más que suficiente para que nos dure varios días sin tener que repostar.

En detalle

El panel de instrumentos es muy claro y de fácil lectura con su pantalla digital. No son cómodos los botones que hay a derecha e izquierda. No es fácil acertar a accionarlos cuando tienes los guantes puestos

En el cofre cabe un casco integral y sobra un poco de espacio para dejar algún objeto pequeño

La Yamaha NMAX lleva ledes solo en el faro delantero. La iluminación de noche es correcta

Durante la prueba varias personas me dijeron que les gustó mucho el color de la moto que tuve de prueba. Personalmente también era de mi gusto. Además de en azul está disponible en gris y blanco

Tiene un hueco bastante profundo donde pueden caber al mismo tiempo un móvil de 5 pulgadas, una cartera y unas llaves. Eso sí, si tienes la mano grande no te será fácil sacarlos

Yamaha NMAX 125: La gran rival de la Honda PCX
DISEÑO8
COMODIDAD6
RENDIMIENTO6
EQUIPAMIENTO6
CONSUMO8.5
PRECIO6
A favor
  • Consumo
  • Agilidad
  • Prestaciones
En contra
  • Comodida del pasajero
  • Capacidad del depósito
  • Visibilidad de los retrovisores
6.8Nota Final