Desde que la firma MG-Rover quebrara en Abril de 2005, ha ido poco a poco cayendo en el olvido, de tal manera que cada vez son menos los modelos que vemos por la calle, y casi siempre que vemos alguno, no suelen tener muy buen aspecto. Por suerte aún quedan algunos entusiastas de la marca que se empeñan en que no caiga del todo en el olvido.

A continuación os contaremos un poco la historia de principio a fin de esta emblemática firma. En su país de origen, Reino Unido, sigue siendo una marca muy popular. Actualmente sobrevive en el mercado chino como MG, se espera que la marca llegue a los concesionarios europeos, pero muy probablemente no será para nada igual a antes.

Un poco de historia

Los orígenes de esta marca vienen desde bastante antes de que alguien fabricase un automóvil. Proceden de una empresa que en 1861 comenzó fabricando máquinas de coser.

Uno de sus fundadores fue James Starley reconocido industrial que a día de hoy se le conoce como el padre de la industria moderna de Coventry. La Coventry Sewing Machine Company se pasó a la fabricación de bicicletas, metiéndose posteriormente en el negocio John Kemp Starley sobrino de James. En 1884 llamaron a uno de sus diseños ¨Rover¨ (persona que viaja sin destino fijo).

Más tarde, en 1896 John Starley convirtió la empresa fundando la Rover Cycle Company Ltd. Era 1902, y fue aquí cuando nació el primer vehículo de motor Rover, una máquina de 2¾ CV que se vendió por 55 libras. El primer automóvil como hoy conocemos, fue un Rover de 8CV en 1904, con un motor de 1,3 litros y 1 cilindro, con una velocidad máxima de 40 km/h, su precio era de 200 Libras.

La Segunda Guerra Mundial y la Postguerra

La fábrica de Coventry fue objetivo de guerra por los Alemanes y fue bombardeada en varias ocasiones. Incluso se decía que el mismísimo Hitler tenía una foto aérea de la fábrica en uno de sus despachos, leyendas urbanas o realidad, quién sabe. Debido a esto se trasladó a Birmingham en 1945.
Tras la guerra, a finales de los años 40, Rover se centró en desarrollar productos para la exportación. Después de lanzar el Land Rover en 1948, Rover utilizó un chasis modificado para construir el primer coche del mundo con turbina de gas, por lo que ganó ganó el trofeo RAC Dewar a los logros técnicos en 1950.

La Época Dorada: 1950-1990

A finales de los años 50 se produce la presentación del Mini. Lanzado en 1959 el Austin Mini/Morris Mini fue resultado del trabajo de Alec Issigonis. En 1963 el Mini Cooper “S” ganó el Rally de Monte Carlo.

El Mini fue uno de los modelos mas emblemáticos de la marca, por no decir el que mas, y además, el Mini fue vendido bajo seis marcas diferentes. El Rover que sustituyó eventualmente a la familia P4 no pudo haber sido muy fuerte.
Rover produjo su primer automóvil con turbocompresor en 1961, el “T4”, de 140 CV y con una velocidad punta de 187 km/h
Un modelo muy revolucionario fue el Rover 2000. En 1963 fue pionero en seguridad y prestaciones.

En 1970 fue lanzado el Range Rover un todoterreno lujoso de grandes prestaciones con tracción a las cuatro ruedas- El motor era un V8 de 3,5 L. La British Leyland, fue nacionalizada en 1975.
En 1977 el Rover 3500 fue galardonado como Coche del Año en Europa. Es un vehículo con un motor V8, similar al del Range Rover. El Rover SD1 fue un coche muy popular en esta época, llegando a ser usado por la policía británica. Se emprendió una reestructuración masiva que terminó en el Grupo Rover que conocemos. El vehículo más vendido fue el famoso Mini con mas de 300.000 coches al año, cuya producción cesó en los años 90.

HONDA, BMW Y ROVER: Los últimos años

British Aerospace se puso al frente del grupo. Pagando al gobierno británico 150 millones de libras, fracasando, ya que no logró sanear la compañía. Un año después de comprarla, vendió una parte a Honda, con la que desarrollarían algunos modelos.

El Triumph Acclaim fue el primer coche nacido de esta fusión. Más adelante fueron lanzados vehículos como el Rover 200. Después llegó la serie 800, auténtica sucesora del Rover SD1/ 3500, cuya primera versión producida fue presentada en verano de 1986, incorporando los motores V6 de 2,5 litros de origen Honda o el 2 litros y 16 válvulas de origen Rover, con tracción delantera.

En 1994, BMW compra Rover por 800 millones de euros, haciendo frente a una deuda de 900 millones de euros.
Las constantes pérdidas económicas de Rover le valen el sobrenombre de “el paciente inglés” en la prensa alemana.

AÑOS 2000 – Presente

Desde la quiebra de 2005 las marcas MG y Rover están fuera de España y del resto de Europa. La insolvencia de estas firmas británicas, supuso el fin de la producción y distribución. Aún se ven muchos Rover 25, 45 y 75, este último en colaboración con BMW, el cuál llegó a incorporar un motor V8 de origen Ford, del que se vendieron muy reducidas unidades, casi todas en Reino Unido.

En cuanto a MG, la marca deportiva de Rover, tuvo una buena aceptación en el mercado, no siendo mas que los modelos de Rover citados anteriormente con otra carrocería que los daba una apariencia mas deportiva, sin olvidarnos del TF, un roadster no muy visto por las carreteras españolas.