La marca italiana nos ha brindado la oportunidad de asistir a la presentación de la nueva V85TT (Tutto Terreno). La expectación ha sido máxima desde su presentación en el salón EICMA del año pasado. Yo misma le tenía ojitos puestos a la V85TT dada su estética tan peculiar.

La Moto Guzzi V85 Tutto Terreno se presenta como la única moto de estética retro y aire endurero del mercado trail actual. Moto Guzzi nos ofrece dos gráficas que recuerdan a las motos con las que competía la marca en el Dakar. Si queremos una gráfica mas sencilla tenemos modelos monocolor en gris, azul grisáceo y rojo (grigrio atacama, blu atlante, rosso vulcano) por unos 200 euros menos.

El faro delantero incorpora el detalle del logo de la marca como luz diurna

Moto Guzzi ha incorporado mejoras en este nuevo motor, muchas de ellas enfocadas a reducir la altura de éste. Por ejemplo los cilindros se han visto reducidos en altura, al igual que el cárter. Además han aligerado peso en bielas y pistones, y han montado ejes de control de balancines en aluminio. La lista de mejoras es larga con elementos mas superficiales como la nueva vista de ojo de buey o las nuevas tapas de culata y bujía, con una nueva estética, pasando por un alternador potenciado para toda la electrónica que incorpora esta guzzi de la que hablaré a continuación, hasta cambios más internos como un nuevo circuito de aceite, cambios en el cigüeñal, culatas, válvulas de admisión…

El chasis de acero sujeta el motor desde arriba, y el basculante encaja con la caja de cambios. Ya no es un doble cuna como en versiones anteriores y se han ahorrado casi 2,5 kg de peso. La trail neoclásica va equipada con un sistema de frenos con pinzas radiales brembo de 4 pistones en el tren delantero y latiguillos metálicos, y una pinza trasera de dos pistones.

Las manetas son regulables, al igual que las palancas del cambio de marchas y del freno trasero que también se pueden ajustar mediante una excéntrica.

Electrónica para dar y tomar

Y así lo digo. Tenemos la electrónica heredada de Aprilia como el control de tracción, modo de conducción, acelerador electrónico… Pero también contamos con el control de crucero  MGCT (Moto Guzzi Cruise Control). Éste se acciona desde la piña izquierda, y desde un botón puedes controlar el accionamiento y la velocidad a la que deseas marchar. Otro tanto es la posibilidad de conectar con tu móvil y hasta con dos intercomunicadores. Además, Moto Guzzi ofrece el paquete Mia que incluye mapas de navegación (mostrados en la pantalla mediante pictogramas). En definitiva, para viajar totalmente equipado, sin preocuparte de perderte ni de tener que andar parando a mirar quién te ha llamado, porque la pantalla TFT de la moto te informa sobre ello. Y si te quedas sin batería conectas el teléfono a la toma usb que hay junto a la pantalla y ¡a seguir rodando!

La v85tt cuenta con tres modos de conducción: lluvia, carretera y offroad, variando la entrega de potencia a través de su acelerador electrónico. El ABS también es desconectable, y aunque el modo offroad nos deja el abs delantero aún funcionando, el usuario puede desconectarlo libremente independientemente del modo de conducción. Éste modo, aparte de darnos da una respuesta suave al gas, aumenta el freno motor.

Toma de contacto

Moto Guzzi nos ofreció probar esta trail clásica por tierras Segovianas. Durante los dos días que estuvimos alli, llovió, granizó y hasta nevó. Nos tenían preparada una ruta en la que incluían un tramo offroad, aunque finalmente elegí no realizar el tramo por campo dadas las condiciones climatológicas. Así es que lamentablemente voy a obviar esta parte.

De lo que sí tuve oportunidad es de probar la moto por carreteras traileras, bacheadas y estrechas. He de decir que me esperaba algo más incómodas las suspensiones, que se han portado muy bien incluso en algún resalto de paso de peatones a la entrada de pueblos como Pedraza o Turégano (ambas son de 170mm de recorrido). La moto, pese a los fuertes vientos laterales que nos daba el tiempo en Segovia, es muy fácil de llevar. El manillar cónico es bastante ancho cosa que facilita el manejo. Un detalle es que esta trail ha sido diseñada para reducir el ancho (por ejemplo el basculante está curvado para albergar la cola de escape) y se agradece que el depósito (de 23 L, nos ofrece una autonomía en torno a los 400km) no sea tan ancho como el de otras motos del segmento.

Accesible para personas bajitas

El asiento aunque está bien relleno (es bastante cómodo) y su tapizado impide que deslicemos con facilidad sobre él, sigue siendo estrecho para hacer esta moto accesible a todas las tallas de piloto. En mi caso, si bien hubo que ajustar el mono amortiguador para perder algún centímetro de distancia al suelo, y pese a mis nervios por ser la primera trail «pesada» que manejaba (recordad que mi primera experiencia fue la Zontes t310 sobre la que escribió mi compañero Rubén) no hubo que lamentar ningún susto gracias también, a la ayuda de Tito Lladós, que me acompañaba a pocos metros en todo momento de la ruta. Un detalle es que yo no llegaba a retraer la pata de cabra con mi pie derecho en el suelo, por lo que si el piloto mide menos de 1,60 es necesario ayudarse de algún bordillo para quitarla y ponerla, o bien bajarse y montarse con ella quitada. Para pilotos de al menos 1,70 yo creo que no hay ningún tipo de problema.

El asiento es de los más bajos del segmento (83 mm) y el peso, de 229 kg en orden de marcha, no es nada exagerado.

El motor en V a 90 grados rinde 80 cv y da 78 Nm a partir de 3500 rpm. Y prácticamente el par no varía puesto que la cifra tope son 80 Nm a 5000 rpm. La moto corta en torno a las 6500/7000 vueltas aproximadamente. El ahorro de peso en este motor y las nuevas configuraciones en elementos internos se notan, ya que este motor comparado con el de otros modelos de la marca apenas vibra. Se notan vibraciones al arrancar la moto pero una vez en marcha ni te enteras. No sientes hormigueo en las manos después de hacer unos km en carretera con ella y no ves como los espejos «tililan» mientras estás parado en un semáforo. Además el nuevo V85 es bastante más suave que el de sus predecesoras.

Estamos ante una moto retro con todas las ventajas de una moderna, con una estética «tuerce-cuellos» allá donde vayamos y electrónica para que no nos falte de nada. Comodidad para viajar y, gracias a sus dimensiones, también para situaciones cotidianas como ir a trabajar.

Lista de mejoras del nuevo V85 proporcionadas por Moto Guzzi

• Culatas con nuevos conductos, tomas de admisión con formas especiales.
• Válvulas de admisión de titanio con mayor diámetro.
• Sistema de distribución con taqués de rodillo.
• Nuevos árboles de levas con perfil de leva específico.
• Ejes de control de balancines en aluminio.
• Tapas de culata y de bujía con una nueva estética (izquierda y derecha).
• Cuerpo de mariposa motorizado (diámetro único 52 mm).
• Alternador potenciado.
• Pistones aligerados con nueva geometría y bulón de 20 mm de diámetro.
• Nuevo cigüeñal optimizado y bielas aligeradas.
• Cilindros con altura reducida, pasos de aceite modificados para mejorar la lubricación.
• Bloque motor con nuevos anclajes al chasis, refuerzos en área de paso de los pernos internos, fijación
adicional del cilindro, modificación de los orificios del circuito de aceite y cierre completo del cigüeñal.
• Indicadores de nivel de aceite tipo ojo de buey.
• Nuevo circuito de aceite, dotado de bomba de aceite de doble rotor, necesaria para la transferencia de aceite
en la nueva configuración de cárter.
• Cárter de aceite motor con distancia reducida (altura TT).
• Embrague en seco optimizado con nuevo disco de embrague.
• Nuevo basculante con asientos reforzados para los cojinetes.
• Caja de cambios con nueva relación de marchas y mejoras en el acoplamiento del embrague.

Sobre El Autor

Apasionada de la libertad que otorgan las dos ruedas, que tampoco hace ascos a ninguna experiencia sobre cuatro.

Artículos Relacionados