Los SUV son el segmento más vendido en Europa, en la teoría son coches aptos para circular fuera del asfalto pero… ¿Realmente están hechos para una conducción off road? Pues no, generalmente están perdiendo sus cualidades como vehículos todo terreno para pasar a ser simples turismos pero más altos, aunque afortunadamente sigue habiendo modelos que sí ofrecen cualidades para conducir campo a través. Vamos a ver 5 SUV que encontramos en el mercado y que no valen para adentrarse muy lejos en el campo.

Renault Captur

No es más que un Renault Clio con una carrocería más elevada. Está tan pensado para una conduccióntodoterreno que ni siquiera en opción lleva tracción 4×4 en ninguna de sus versiones. Con la tracción delantera de la que dispone es mejor ni pensar en meterse en superficies deslizantes como nieve o barro. Perfecto para ciudad si lo que buscas es un Clio no tan elevado, ya que su altura libre con respecto al suelo es muy pobre para ser un SUV, también cuenta con una suspensión con unos recorridos muy justo para la conducción offroad , con lo que es un vehículo de asfalto.

Peugeot 2008

Este es un SUV más bonito que el anterior aunque igualmente con poco espíritu aventurero más allá de las ciudades y autopistas, no deja de ser un Peugeot 208 con una bastante mayor longitud, más alto y también mayor altura libre al suelo. Para ir al campo es poco útil pero para subir bordillos y cargarlo de bolsas en el mercado el fin de semana es una buena opción.

A pesar de contar con motores tanto diésel como gasolina, en ninguna de sus versiones cuenta con un sistema de tracción a las cuatro ruedas. A su favor tiene un sistema de control de tracción con una puesta a punto específica para circular fuera del asfalto, se conoce como Grip Control, y junto con unos neumáticos M + S lo hace algo más accesible para una conducción fuera del asfalto.

Ford EcoSport

Este modelo salió al mercado hace ya 3 años dirigido al creciente aumento del segmento de los SUV. Este vehículo está construido utilizando el Ford Fiesta así que por sugerente que parezca, sus capacidastodoterreno se limitan a una mayor altura libre al suelo.

Le pasa lo mismo que al resto de la lista, no cuenta con un sistema integral de tracción. Lo que sí que tiene es unos muy buenos ángulos de ataque y salida, mejores que sus competidores.

Honda HR-V

Aquí tenemos al último SUV de Honda, el HR-V. Es rival de los mostrados en esta lista y, como muchos de ellos, tampoco está disponible con tracción a las cuatro ruedas. En España se comercializa solamente con dos motores, uno diésel y otro gasolina, los dos con tracción delantera.

Hablamos de España porque en otros mercados, el HR-V sí que ofrece tracción 4×4 e, incluso, en países como Japón también tiene una versión híbrida. Debido a que la mayoría de sus rivales más directos en nuestro país no ofrecen complejos sistemas de tracción, han optado por no ofrecerlo, directamente.

Nissan Juke Nismo RS

Lo que ocurre con este Nissan Juke Nismo RS, al contar con un aspecto llamativo, comportamiento y prestaciones dinámicas no pueden sobresalir unas capacidades todoterreno. Es un vehículo pensado para el asfalto y se han dejado de lado sus capacidades campo a través.

Hay que tener en cuenta que este modelo sí que está disponible en el mercado español con un sistema de tracción total pero sólo en la versión automática, si lo que quieres es jugar con la palanca de cambios dispondrás de una tracción delantera que cuenta con un diferencial autoblocante. La versiónautomática rinde 214 cv y la versión manual produce 218 cv.