Inmediatamente reconocible como una evolución directa del prototipo que lo precede, el diseño del nuevo KIA Stinger ha sido supervisado por Peter Schreyer, Diseñador Jefe de Kia Motors, y su equipo en Frankfurt. El desarrollo de la estabilidad y el confort de suspensión lo ha dirigido Albert Biermann, responsable de Pruebas de Vehículos y Desarrollo de Altas Prestaciones de Kia y su equipo de ingenieros en Corea y en el exigente circuito de Nurburgring.

Aún más que los modelos anteriores de KIA, el Stinger es para nosotros un coche soñado y, hoy aquí en Detroit, ese sueño se ha hecho realidad tras años de dedicación y trabajo duro de un grupo de diseñadores, ingenieros y ejecutivos de todo el mundo”, ha dicho Orth Hedrick, Vicepresidente de Planificación de producto en Kia Motors América.

¿Qué es lo que distingue a un verdadero Gran Turismo?

Esta pregunta ha marcado el planteamiento inicial de un viaje de cuatro años que comenzó cuando el prototipo GT Concept se desvelara en el salón de Frankfurt de 2011. Aunque cada estudio de diseño de Kia tiene un propósito, muchos fuera de la compañía consideraron que el GT concept era poco más que un sueño para una compañía conocida por producir vehículos de gran volumen de ventas que destacan por su valor. Pero el GT fue la chispa que encendió un fuego apasionante en la organización y, a lo largo de los cinco años siguientes, ese fuego se ha convertido en realidad.

Una vez que se dio luz verde al proyecto del Stinger, la cuestión Gran Turismo se convirtió en un mantra durante el desarrollo. Al tratarse de un KIA, su diseño debía ser atrevido. Y lo fue. Pero también debía ser ágil y veloz, al tiempo qué elegante y silencioso. Debía alcanzar un equilibrio perfecto entre estabilidad y confort de suspensión, alojar confortablemente a cinco personas y tener un gran espacio para equipaje. Tenía que ser muchas cosas pero, por encima de todas, debía ser un auténtico Gran Turismo. Y lo es.

La creación de un sueño, el Stinger

Para crear el Stinger, Schreyer, jefe de Diseño de KIA Motors, no necesitó mirar más allá del estudio de KIA en Frankfurt, el lugar de nacimiento del GT concept. “Un verdadero Gran Turismo, un coche para agradables viajes de largo recorrido, no se basa en una potencia abrumadora, reacciones bruscas y estilo brutal, todo ello a expensas del lujo, el confort y la elegancia,” apunta Gregory Guillaume, Diseñador Jefe de Kia Motors Europa.

“Con el Stinger no se trata de ser el primero en llegar al destino sino en disfrutar del viaje. Se trata de pasión.” – Gregory Guillaume, diseñador jefe de KIA Motors Europa

Una de las claves de su presencia en la carretera son sus proporciones de vehículo con tracción trasera: un capó largo con un corto voladizo delantero, una gran batalla que da amplitud al habitáculo y un largo voladizo trasero. La planta del Stinger y su equilibrio visual están concebidos para crear un aire de elegancia atlética, en lugar de una agresividad adolescente.

Las anchas vías delantera y trasera realzan la fuerza visual de la línea del Stinger. Las láminas de las tomas de aire frontales, las branquias junto a los pasos de rueda, la superficie inferior lisa o el difusor trasero integrado son solo otros elementos funcionales del diseño exterior que contribuyen a una aerodinámica más que eficaz.

El faldón trasero enmarca cuatro salidas de escape ovales y la parrilla “tiger-nose” característica de KIA destaca entre los complejos grupos ópticos delanteros de LED.

Un interior premium pensado en el confort

Su baja línea de techo, con el parabrisas y la luneta muy inclinados, se desplaza hacia la parte trasera y dota a la silueta de una sensación de velocidad. Un cuero Napa ultra suave cubre unos asientos profundamente contorneados, el del conductor disponible con cámaras de aire en el respaldo y los apoyos laterales para dar una sujeción y un confort óptimos. Un salpicadero que da sensación de seguridad crea un fuerte plano horizontal en el área del conductor. La consola está intuitivamente dividida en dos áreas específicas: los controles de infoentretenimiento quedan eficazmente dispuestos bajo una gran pantalla táctil, mientras que los de calefacción y ventilación se alojan por debajo.

El volante, grueso forrado en piel, se antepone a una instrumentación que combina indicadores analógicos y digitales. Los grandes indicadores tienen un marco metálico y agujas rojas. La pantalla TFT en color entre los dos indicadores muestra datos como las fuerzas G laterales, tiempos por vuelta o temperatura del aceite, junto con información auxiliar como las del ordenador de viaje, los ajustes del conductor, navegación y diagnósticos.

Las salidas de aire, de inspiración aeronáutica, tienen forma circular con radios y se encuentran tanto en la parte delantera como en la trasera. Además, una moldura de cromo rodea el habitáculo creando un aspecto premium. Gracias a la longitud de la batalla, las plazas delanteras y traseras disponen de un gran espacio para los ocupantes, y la posición baja de los asientos, proporciona mucho espacio libre hasta el techo.

El Stinger es un animal completamente distinto

Crear un coche desde cero tiene sus ventajas. Los ingenieros de KIA estudiaron meticulosamente a sus competidores para la fabricación del bastidor del Stinger. Con 2.906 milímetros, la distancia entre ejes del Stinger es mayor que la de un Audi A4, un Infiniti Q50, un Lexus IS y un BMW 4 Gran Coupé. También es más largo y ancho que los otros en este segmento, lo que hace que las plazas sean amplias.

“Creo que, para la marca Kia, el Stinger es un acontecimiento especial” señala Biermann. “Porque nadie espera un coche así, no sólo por su imagen sino por la forma en que se conduce. Es un animal completamente distinto.”

El chasis del Stinger está fabricado con un 55% de acero avanzado de alta resistencia, lo que le proporciona una base ultra rígida para que los ingenieros trabajen en el confort y la estabilidad, dos pilares importantes para un Gran Turismo. Esta rigidez también contribuye a reducir el NVH (ruido, vibración y aspereza) y así conseguir un habitáculo lo más silencioso posible.

La suspensión delantera McPherson y trasera multibrazo están ajustadas para proporcionar al conductor una respuesta óptima en carreteras reviradas. Como novedad en KIA, el conductor podrá modificar la amortiguación y las características de la estabilidad mediante un control electrónico de la suspensión llamado Dynamic Stability Damping Control (control dinámico de estabilidad y amortiguación). Se podrá ajustar para responder con más agilidad entre curvas, con lo que el sistema endurecerá los amortiguadores traseros y suavizará los delanteros. Se podrán seleccionar cinco modos de conducción: Personal, Eco, Sport, Comfort y Smart.

La dirección será asistida mediante un motor eléctrico en la cremallera con relación variable, consiguiendo un tacto preciso y mejorando la respuesta en la dirección, además de limitar las vibraciones indeseadas que se transmiten a través de la columna.

¿Tracción trasera o tracción total?

Si el chasis representa el esqueleto de un coche, el motor simboliza su corazón. El motor del KIA Stinger está ubicado longitudinalmente y situados hacia atrás bajo el largo capó. Con eso se consigue un mejor reparto de pesos.

El Stinger estará disponible con dos motores. Para la versión estándar, el Theta II, un motor de 2 litros de cubicaje y cuatro cilindros con turbocompresor que rinde 255 CV a 6.200 rpm junto con un par máximo de 353 Nm disponible entre las 1.400 y las 4.000 rpm. El segundo motor, más potente que el Theta II, es el Lambda II. Un V6 de 3,3 litros de cubicaje, biturbo, con el que se obtienen 365 CV a 6.000 rpm y un par máximo de 510 Nm desde 1.300 a 4.500 rpm. Este motor es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y una velocidad máxima de 269 km/h.

“Desde sus orígenes como el prototipo GT Concept hasta los años de puesta a punto y ajuste en el legendario circuito de Nurburgring, ningún detalle ha sido demasiado pequeño para recibir la máxima atención; el resultado es sencillamente impresionante.” -Orth Hedrick, Vicepresidente de Planificación de producto en Kia Motors América.

Para mover toda esta potencia, el Stinger incorpora una caja de cambios automática de ocho velocidades de segunda generación que estará disponible para las versiones de tracción trasera. Esta caja de cambios es un diseño propio de la compañia, y proporciona cambios rápidos unidos a una eficiencia en el consumo. Es, por tanto, la primera vez que KIA utiliza un convertidor de par con absorción por péndulo centrífugo (Centrifugal Pendulum Absorber, CPA), más común en aviación y motores de competición, caracterizado por reducir las vibraciones torsionales en la transmisión. Se podrán seleccionar hasta cinco programas de selección de cambio.

El Stinger es la primera berlina de KIA disponible con tracción trasera o total. La tracción trasera está enfocada a una conducción óptima en seco o mojado, mientras que la tracción total incorpora un nuevo control dinámico de par vectorial (Dynamic Torque Vectoring Control). Este sistema, visto en otras marcas, monitoriza las acciones del conductor y las condiciones de la carretera para aplicar potencia de impulso o de frenado a las ruedas apropiadas, con objeto de mantener la trayectoria en condiciones adversas. Las versiones de tracción trasera tienen un diferencial autoblocante mecánico que contribuye a una mejor distribución de la potencia entre las ruedas.

Para frenar el coche, el Stinger incluirá discos de freno ventilados de la marca Brembo de serie en la versión más potente, con pinzas delanteras de cuatro pistones y traseras de dos.

Seguridad de última generación al volante

El KIA Stinger aportará varias novedades en seguridad y confort para el conductor. Varios sistemas nuevos son el DAA (Driver Attention Alert), un sistema de alerta de la atención del conductor que ayuda a combatir la distracción y la somnoliencia al conducir. Este sistema monitoriza una serie de parámetros del vehículo y del conductor y, si detecta que el nivel de atención se ha reducido significativamente, da una alarma sonora y muestra un aviso en la instrumentación indicando que es necesario tomar un descanso.

Además del DAA, el Stinger incorpora el sistema de asistencia en colisión frontal (Forward Collision Assistance FCA), el frenado de emergencia autónoma (Autonomous Emergency Braking AEB) con detección de peatones que puede anticiparse a una posible colisión con otro vehículo o peatón, el control de crucero avanzado (Advanced Smart Cruise Control ASCC), que mantiene una distancia seleccionada y es capaz de detener completamente el coche cuando el tráfico está congestionado. El sistema de asistencia de mantenimiento en el carril (Lane Keep Assist LKA), controla activamente si el vehículo se mantiene dentro del carril y ayuda a mantener la trayectoria correcta y, por último, el RCTA, alerta de tráfico cruzado trasero, que vigila el área tras el vehículo cuando circula marcha atrás y da una señal acústica si se acerca otro vehículo.

Gran Turismo, sinónimo de comodidad

El Stinger no deja de ser un Gran Turismo, es decir, un coche cómodo para viajar, por tanto incorpora elementos como el Head-Up Display (HUD), ajustable y en color que permite al conductor ver reflejada la información necesaria en el parabrisas o el detector de vehículos en ángulo muerto. Por encima de la consola central se ha ubicado una superficie para poder cargar sin cables el smartphone, e incorpora Bluetooth de equipamiento de serie.

En el plano del infoentretenimiento encontramos varias diferencias entre las dos versiones del coche. Por un lado, la versión de 2 litros turbo incorpora seis altavoces y una pantalla táctil de 7″ con la última versión de UVO, el sistema telemático de KIA. Por otro lado, la versión de 3,3 litros biturbo aumenta hasta nueve altavoces e incluye un amplificador externo. Además, como opcionales, se encuentra un sistema premium Harman/Kardon que eleva la potencia hasta 720 W mediante un amplificador externo, y 15 altavoces y subwoofers bajo los asientos delanteros y Clari-Fi, una tecnología que reconstruye las señales de audio perdidas durante el proceso de compresión.

El KIA Stinger se empezará a comercializar a finales de 2017 y, de momento, no tiene precio fijado.

 

Sobre El Autor

Director y fundador

Soy un apasionado del motor desde muy pequeño, podría decirse que era el típico niño que solía ir recitando las marcas de los coches a sus padres. Me encantan todos los tipos de coches, en especial los super deportivos italianos, como los Lamborghini y los Ferrari.

Artículos Relacionados