La Formula Student es la competición de monoplazas entre universidades. El campus de Toledo de la Universidad de Castilla-La Mancha ya tiene su primer equipo, el Toletum Electric Racing, ahora hace falta fabricar su primer coche.

Los chicos de TER (Toletum Electric Racing) participarán en la nueva modalidad de vehículos eléctricos dentro de la competición. Como todos los equipos nuevos de la Formula Student, tendrán que empezar desde cero hasta producir su propio coche de competición. Sin duda, se trata de un proyecto apasionante para los futuros ingenieros y ambicioso, ¿quizá demasiado para la Universidad de Castilla La Mancha?

Para conocer más de cerca el proyecto me acerqué a Toledo para entrevistar a tres de sus integrantes y que me contaran que tienen entre manos…

¿Cómo se os ocurrió la idea de formar un equipo de competición para la FSe?

En enero de este año, un profesor que vino desde Ciudad Real nos comentó fuera de clase que nos parecería desarrollar un coche eléctrico e ir a competir con otras universidades. Claro, nosotros que no habíamos oído hablar de esto antes nos quedamos sorprendidos, y obviamente dijimos que sí.

Cuando tuvo tiempo, en abril más o menos, organizó una reunión en la cual, mediante un cuestionario en el que se podía apuntar todo aquel que estuviera interesado, hizo una quedada, y ahí nos hablaron de la Fórmula Student y en qué consistiría el proyecto. Fue en ese momento cuando decidimos que queríamos participar realmente.

A partir de ahí, formamos un grupo pequeño de estudiantes provisional que nos dedicamos a organizar la siguiente reunión para formar el equipo. En esa reunión se eligió también al Team Leader. El equipo finalmente se creó en mayo de este mismo año.

Los cargos de Team Leader Senior y Junior se eligieron en la reunión que he comentado antes, y los demás cargos se eligieron mediante un documento en el que se explicaba que se iba a hacer en cada departamento y la gente se presentó y se votó. La votación era por rangos, desde el más alto hasta el más bajo, hasta que se completaron todos.

Sois un campus de la UCLM, ¿es algo arriesgado preparar un coche de competición “separados” de la UCLM?

El coche que vamos a construir corresponde a la categoría de Fórmula Student Eléctrica, basada en coches impulsados completamente con energía eléctrica. Como el coche de la UCLM es un coche de combustión, no existe ningún impedimento en que una universidad tenga coches en las dos categorías que componen la Fórmula Student, por tanto, no habría problema en tener un coche en el campus de Toledo y otro en el de Ciudad Real.

¿Cuándo esperáis tener el coche preparado? Ya que todo esto lleva un camino muy largo. Comentadnos un poco vuestra hoja de ruta. 

Es un camino muy largo, tienes razón, pero aunque seamos inexpertos, ya que Toledo no es una ciudad con mucha tradición automovilística, somos el equipo más grande en la Fórmula Student, con 60 personas. Por tanto, siendo un equipo tan grande, y siendo optimistas, nos gustaría tener el coche preparado de cara a principios del curso que viene (2017-2018) para poder así presentarnos en la competición que se celebrará a finales del verano de 2018.

A diferencia de otros equipos, nosotros vamos a optar por construir un coche seguro y fiable, sabemos que lo importante es llegar al circuito y que todo salga bien, y eso en el primer año es lo más importante.

¿Cómo estáis organizados? ¿Cuáles son los diferentes departamentos? ¿Cuánta gente sois en el equipo?

La primera vez que nos reunimos para elegir al Team Leader éramos unos 80, pero con el tiempo nos hemos quedado en 60 personas, lo cual no está nada mal porque somos el equipo más grande de la competición. La mayoría, 51 personas, están en la parte de competición, sobre todo en el departamento de Ingeniería que es la parte más amplia. Los 9 restantes se encuentran en el departamento de Organización.

Cuéntanos un poco como es el coche que tenéis pensado preparar, ¿cuánta potencia será capaz de dar?

Un coche eléctrico no funciona como un coche con motor térmico, obviamente, ya que aunque en cierta parte es más sencillo de construir, hay que jugar con la potencia nominal y el flujo que den las baterías. El motor que tenemos mirado ofrece hasta 40 kW nominal, lo que se traduce en unos 54 caballos…para un coche que pesas 300 kilos está bastante bien. Pero durante un breve instante de tiempo, tú puedes sobrecargar o pedirle más al motor y subirle la potencia hasta 100 kW, lo que son unos 135 caballos.

En una prueba de aceleración, por ejemplo, se pondría un mapa más agresivo, lo que haría descargar las baterías al completo y poder alcanzar 100 kW. Aún así, la competición limita la potencia a 80 kW, pero siempre es mejor tener algo de holgura para que el motor no vaya tan ajustado.

Como va a ser nuestro primer coche y queremos apostar por una configuración más sencilla, pero a la vez más fiable, hemos optado por un coche a propulsión, que llevará en el eje trasero un diferencial autoblocante mecánico. Quizá en los siguientes coches que construyamos si podríamos implementar una configuración de cuatro motores, uno en cada rueda.

 

La Formula Student puede significar algo más para el Campus de la UCLM en Toledo 

A parte de tener un equipo de competición, algo que da mucho caché a una universidad (más si es pública), la Formula Student puede tener un significado aún mayor a medio y largo plazo. A parte de contar en el currículum de todos los estudiantes que pasen por las filas del TER (Toletum Electric Racing), el proyecto de crear un coche de competición hace que los futuros ingenieros se den cuenta de que no todo es tan sencillo como parece en el software, sino que en la vida real surgen problemas con los que no contábamos y que tenemos que solucionar de una u otra forma. Realmente aquí es donde reside la esencia de la Formula Student.

Además, gracias a la Formula Student, es posible que la Universidad de Castilla La Mancha incorpore en el campus de Toledo nuevas ingenierías como Ingeniería Mecánica o incluso más Másters, además de convertir el campus en centro de desarrollo tecnológico y de competición, con su propio taller para realizar este tipo de proyectos.

Gracias a Ramón (Team Leader), Sergio (Jefe Departamento de Competición) y Diego (Jefe Departamento de Ingeniería) por permitirme conocer un poco más el proyecto que tiene entusiasmado a toda una escuela de ingeniería modesta pero ambiciosa.

 

Sobre El Autor

Director y fundador

Soy un apasionado del motor desde muy pequeño, podría decirse que era el típico niño que solía ir recitando las marcas de los coches a sus padres. Me encantan todos los tipos de coches, en especial los super deportivos italianos, como los Lamborghini y los Ferrari.

Artículos Relacionados