Si, habéis leído bien, la marca británica Aston Martin acaba de anunciar que producirá un vehículo SUV, el nuevo Aston Martin DBX. Su presentación será a finales de 2019, pero la marca colgó un video en YouTube donde se ve que el coche promete. El coche que sale en el vídeo no es el vehículo final de serie, sino un prototipo, lo cual quiere decir que posiblemente presentará algún cambio respecto a su versión final.

Según Andy Palmer, CEO de Aston Martin, esto supone un antes y un después para la firma: » Ver un prototipo de desarrollo DBX en acción es un capítulo trascendental en la historia de nuestro primer SUV, porque es el momento en que realmente cobra vida «. Es la primera vez que Aston Martin fabricará un SUV.

El DBX será sometido a unas pruebas bastante exigentes. Ha participado ya en una de las etapas del Rally de Gales y tienen previsto recorrer con él terrenos con temperaturas extremas como la Antártida o los grandes desiertos de Oriente Medio, para probar su fiabilidad en escenarios más exigentes. También nos llegan noticias de que será exprimido al máximo en el circuito alemán de Nürburgring.

Todavía desconocemos el motor que llevará, pero hay rumores que dicen que no será un motor diésel si no que contará con motores V8 de origen Mercedes-AMG, y con motores V12 creados por Aston Martin. Todo esto solo son rumores, la respuesta la tendremos en unos meses.

Como bien podemos ver en las fotos tiene una estética bastante parecida a la del Jaguar E-Pace y contará con una carrocería de cinco puerta. Sin duda, una mezcla entre deportividad y lujo británica. No sabemos el precio pero seguramente rondará los 100 mil euros, para estar acorde con sus competidores. Lo que es seguro es que se fabricará en la planta de Aston Martin Lagonda de St Athan, lugar donde también se montarán los futuros modelos eléctricos de la marca.