Con el KIA Optima, la marca coreana quiere plantar cara a sus rivales en el segmento D, con unas apuestas centradas en un diseño atrevido y una buena construcción. 

Diseño

El diseño exterior es atrevido, no dista mucho de la versión anterior del año 2.012, pero ha sido actualizado con unos faros antiniebla bastante atrayentes. Además, la marca conserva y ratifica la apuesta por su propia línea de diseño, con un frontal centrado en la calandra en forma de doble hexágono.

El diseño interior tiene una buena construcción, con unos plásticos de calidad que le dan un aspecto algo más premium. El sistema multimedia tiene todo lo necesario, bluetooth, toma auxiliar, navegador firmado por Tomtom y un climatizador bizona colocado en una zona muy accesible a la hora de conducir.

La posición de conducción es cómoda, aunque encontramos rápidamente un aspecto negativo ya que el asiento del copiloto no posee regulación electrónica, característica que el asiento de piloto si tiene. El habitáculo es ancho y profundo, al ser un coche de tracción delantera, las plazas traseras gozan de más espacio al no disponer de túnel de transmisión, lo que hace que sean bastante cómodas y espaciosas.

Rendimiento

El KIA Optima monta un único motor para todas sus versiones, un 1.7 diésel que otorga 141 cv de potencia y un par máximo de 340 Nm. En el primer momento notamos que tiene un cierto “tirón” en la primera y segunda marcha, imaginamos a una entrega de par algo irregular.

Posee 3 modos de conducción, Eco, Normal y Sport. En el modo Sport, según KIA, la suspensión se endurece a la vez que la dirección se vuelve un poco más dura y precisa, aunque en nuestras test del vehículo nosotros no notamos ninguna diferencia en estos aspectos, aunque si que es bastante apreciable como los cambios de marchas si se hacían de una forma más “alegre”, ya que el cambio se efectúa en las 2.000-2.500 vueltas en el modo Sport y en las 1.500 en el modo Eco, haciendo que el consumo se reduzca de una manera notable.

El coreano, de fabricación y diseño europeo, se comporta muy bien en carretera revirada, con un equilibrio de pesos más que notables para una berlina, siempre que no desconectemos las ayudas electrónicas (ESP+Control de tracción), ya que el coche tenderá a subvirar de una forma exagerada sin motivo alguno.

Conclusión

El KIA Optima es una muy buena berlina, apta para el uso diario. Si queremos exprimirla al máximo quizás nos llevemos alguna sorpresa debido a su extraño comportamiento con las ayudas electrónicas desconectadas, pero en manos experimentadas es un auténtico goce jugar con el subviraje que aparece si efectuamos tal acción. Está muy bien equipada, contando con la mayoría de aspectos tecnológicos que posee su competencia, haciendo que por un precio menor, la marca coreana disponga de una berlina bastante a tener en cuenta.

KIA Optima Drive 1.7
Diseño8
Rendimiento6.5
Equipamiento8
Positivo
  • Buen habitáculo
  • Equipamiento
  • Diseño actual y atrevido
Negativo
  • Extraño comportamiento sin ESP
  • Consumo
  • Única motorización
7.5Puntuación
Puntuación de los lectores: (5 Votes)
6.1

Sobre El Autor

Director y fundador

Soy un apasionado del motor desde muy pequeño, podría decirse que era el típico niño que solía ir recitando las marcas de los coches a sus padres. Me encantan todos los tipos de coches, en especial los super deportivos italianos, como los Lamborghini y los Ferrari.

Artículos Relacionados