Cuando nos ofrecieron probar el Subaru XV, aceptamos asumiendo que a veces, y solamente a veces, toca analizar coches “normales”. Sin embargo, el XV no es precisamente el típico SUV que tanto gusta entre los consumidores últimamente. El XV es distinto, y eso, en Monky Cars, nos gusta.

¿Es un SUV? ¿un todoterreno? ¡Es Superman!… perdón, ¡es Subaru!

Destripemos el XV. Desde fuera vemos una carrocería del segmento B-SUV que compite cara a cara con el Nissan Qashqai o el Honda CR-V, pero aquí terminan las similitudes. A diferencia de estos, el XV presenta una altura libre al suelo de 22 cm, la más alta de su categoría. Además incorpora un sistema de tracción total simétrica y, en algunas motorizaciones, reductora.

Sigamos con las diferencias. Subaru mantiene su apuesta por los bloques 4 cilindros bóxer, en este caso con motorizaciones gasolina 1.6 y 2.0 de 114 y 150 CV respectivamente, así como un 2.0 diésel 2.0D de 147 CV que homologa 5,4 l/100km.

Vale, sobre el papel mola. ¿Qué tal sobre el asfalto?

Hemos probado la versión diésel con 147 CV, la más potente disponible. Las bondades del motor bóxer no son una leyenda, incluso en sus modelos diésel ofrecen una elasticidad y agilidad superiores a la competencia. Al principio hasta dudamos si era gasolina o diésel, y vosotros también, tal como demuestra esta publicación de Instagram:

¿gasolina o diesel? A ver quien adivina #subaruXV @subarues @i_trasmonte

A post shared by Monky Cars (@monkycars) on

Como íbamos diciendo, por carretera se siente pegado al asfalto y seguro. A pesar de tener una carrocería muy elevada sobre el suelo no presenta inestabilidad en curvas. La aceleración es suficiente y la capacidad de frenado adecuada. La caja de cambios es una delicia, con un tacto muy similar al del Subaru BRZ, en lo que a sensación mecánica se refiere. Además contamos con 6 marchas para reducir consumos en trayectos largos.

El espacio interior es realmente bueno. Se nota que en el XV se ha priorizado comodidad en las plazas traseras antes que maletero, que con 380 litros es más que suficiente para viajes y desplazamientos cortos. El consumo real está cerca del homologado, a nosotros nos ha registrado 5,5 litros cada 100 km en conducción mixta de carretera y urbano.

Parece que habéis llevado el XV por barro ¿qué tal la experiencia?

Si echáis un ojo a la galería de fotos al final del artículo veréis que hemos aprovechado los lluviosos días de invierno para sacar el XV al barro y ver como funciona todo lo que Subaru promete en sus panfletos. En arena seca y desniveles medios los 22 cm de altura libre del suelo se notan, y junto a la tracción 4×4 podremos circular sin ningún tipo de problema por caminos y zonas pedregosas no muy escarpadas. Pero cuando llueve es donde las cosas se complican, y os lo hemos grabado en vídeo:

Que cada uno saque sus propias conclusiones. Nosotros nos quedamos con que el Subaru XV es uno de los pocos SUV que realmente tiene algún tipo de habilidad off-road. No es el mejor coche para recorrer un desierto pero tampoco pretende serlo. En condiciones de nieve, lluvia, hielo, arena y barro se porta como un campeón y te saca una sonrisa mientras deslizas el tren trasero a golpe de gas.

Multimedia, tecnología, seguridad.

El Subaru XV, y en general, todos los Subaru actuales son un poco “espartanos” en temas multimedia. Si bien es cierto que el XV incluye una pantalla de 7″ con un navegador que funciona y sistemas de streaming BT además de otras funciones, se queda un poco atrás respecto a su competencia. No existe opción de Android Auto ni Apple CarPlay. Tampoco contamos con radar detector de señales, ni aviso por salida involuntaria de carril u otros sistemas similares para seguridad activa. Eso sí, contamos con cámara de visión trasera, asientos y retrovisores calefactados, arranque sin llave así como luces y limpiaparabrisas automáticos.

El Subaru XV es un SUV compacto con capacidades off-road sorprendentes. Con un diseño innovador, tracción integral y un fantástico motor bóxer sabe sacarte una sonrisa tanto en asfalto como fuera de él. A pesar de no contar con un gran sistema multimedia ni grandes dosis de tecnología se posiciona como un gran rival en el segmento desde 18.990€.

 

ModeloSubaru XV 2016
Preciodesde 19.050 € (el de la prueba 26.859 €)
Potencia147 CV
Par máximo350 Nm entre 1.600 y 2.800 rpm
Cilindrada1.998 cc
Aceleración (0-100)9,3 segundos
TransmisiónTracción integral simétrica
CambioManual de 6 velocidades
Maletero380 litros
Peso1.520 kg

 

[Prueba] Subaru XV: algo más que un SUV
diseño7
habitabilidad9
rendimiento8.5
equipamiento6.5
consumo8.5
precio8.5
A favor
  • capacidades offroad
  • muy espacioso
  • respuesta del motor
En contra
  • sistema multimedia
  • sistemas activos de seguridad
  • diseño discreto
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (6 Votes)
7.4

Sobre El Autor

Director y fundador

Soy un apasionado del motor desde muy pequeño, podría decirse que era el típico niño que solía ir recitando las marcas de los coches a sus padres. Me encantan todos los tipos de coches, en especial los super deportivos italianos, como los Lamborghini y los Ferrari.

Artículos Relacionados