En este caso nos toca analizar la Indian FTR-1200 S.

Novedad

Después de 2 años fraguando victorias en el mundo flat track la marca opta por una moto para calle inspirada en este mundo y mas detenidamente en la FTR750.

Está diseñada y fabricada totalmente desde cero y es totalmente diferente a todo el mercado custom actual.

En este caso, nosotros optamos al modelo «S» en negro con detalles en el depósito de color gris, con un precio de salida de 15.990€ sin descuentos.

Las diferencias entre la versión S y la versión normal se encuentra en mejor equipamiento y parte ciclo.

Detalle de Insignia y chasis de la Indian FTR 1200

Detalle de Insignia y depósito de la Indian FTR 1200

Características técnicas.

Debido a toda la carga tecnológica y parte ciclo que trae esta moto, me veo obligado a hacer un apartado único de ello.

En primer lugar y nada mas ver la moto nos damos cuenta del gran motor que monta esta moto, estamos hablando de un bicilindrico refrigerado por agua con radiadores de agua y aceite que cubica 1200 cc, con embrague anti rebote,  inyección electrónica y un cigüeñal aligerado, lo que hace que tenga aceleraciones mejores que algunas de sus hermanas de la marca. Este propulsor cuenta con 120 cv y 115 Nm de par a solo 6000 rpm.

Como periféricos del motor, no encontramos un chasis tubular de acero abrazando el propulsor citando anteriormente. Acompañando a este, tenemos una horquilla invertida y amortiguador totalmente regulables.

En cuanto a seguridad, tenemos ABS (desconectable), pinzas monobloque firmadas por brembo y discos delanteros de 320 mm.

Como contacto a la carretera tenemos los nuevos Dunlop DT3-R específicamente diseñados para la practica del dirt track montadas en llanta delantera de 19 pulgadas y trasera de 18 pulgadas

En lo que a iluminación se refiere tenemos full led tanto en el faro delantero como en el piloto trasero, es decir iluminación diurna, de cruce, largas, intermitentes, posición y freno,

Todo este conjunto, tiene unas dimensiones de 2287mm, lo que nos da a confirmar que es una moto relativamente larga, y una altura del asiento al suelo que varía desde los 805 mm hasta los 840 mm, concluyendo con un peso de 230 kg.

Además, mediante la aplicación para nuestros smartphones Indian Ride Comand y la conectividad bluetooth, nos permite observar la música que vamos escuchando, cambiar de canción, información sobre llamadas entrantes…

Por ultimo pero no menos importante, tenemos el cuadro de mandos, se trata de una pantalla táctil donde podemos ver toda la información de la moto. Esta pantalla LCD a color de 4,3 pulgadas y recoge toda la información necesaria referente a datos de la moto, cambios de modo de conducción, etc.

Detalle del escape de serie

En marcha

En primer lugar y nada mas montarnos en la moto, nos damos cuenta que no es una moto ágil a baja velocidad, la larga distancia entre ejes y el peso no nos ayuda.

Una vez en movimiento, se nota totalmente lo contrario, el manillar tan ancho firmado por PROTAPER y la disposición de potencia tan abajo del cuenta vueltas hace que parezca otra moto totalmente distinta.

La entrega de potencia en general es bastante dosificable aunque cuando te dispones a hacer una conducción bastante deportiva nos cuesta mantener los neumáticos en el suelo debido a tener tacos y no dando confianza a la hora de plegar la moto, dando a entender de nuevo que su ámbito es el flat-track.

El motor bicilindrico con su sonido custom y sus petardeos con el escape de serie, tiene algunas vibraciones bastante acusadas en la zona alta del cuenta vueltas y en ciudad podemos tener «algún problema» con el calentamiento ya que si que se calienta y sobre todo por el lado izquierdo, donde tenemos todos los colectores de escape.

La potencia de frenado es bastante dosificable en el primer tramo de la maneta, las pinzas y la bomba brembo hace muy buen trabajo parando este conjunto de mas de 200 kg en situaciones de emergencia. En tramos de curvas, aguantan la fatiga muy bien.

Instrumentación totalmente digital

Conclusiones

Para empezar, que la marca Indian se haya metido desde cero en el aspecto deportivo es digno de aplaudir, y lo ha hecho cargando este modelo de electrónica y buenos componentes.

Una vez que te haces con ella, es fácil de llevar contando con un dosificable pero potente propulsor acompañado de buena parte ciclo.

Como aspectos a mejorar o que nos hubiese gustado ver, diríamos que un quickshifter y alguna posibilidad de graduar el control de traccion y abs ya que solo tienen posición ON/OFF.

Ademas, la autonomía de esta moto es bastante reducida y el consumo es bastante notable, por lo que no dispondremos de mas de 200km con el deposito lleno.

¡Nos vemos de ruta!

Prueba Indian FTR-1200 S: 115Nm y todo lo demás.
Diseño7
Comodidad6
Rendimiento8
Equipamiento9
Consumo7
Precio6
7.2Nota Final