El origen de este coche reside en el homenaje al mítico Peugeot 205 GTi que salió a escena en 1985, pero no es un homenaje cualquiera, 208 cv y un diferencial Torsen en el eje delantero te esperan para disfrutar con este pequeño francés.

Por fin un GTi moderno nos hace sentir como los de antaño, aunque faltan algunos gorgoteos en el sonido del tubo de escape, es divertido, ligero y lo más importante, tiene potencia, mucha potencia.

Diseño

Tanto en el diseño exterior como en el interior, queda vigente que es un coche francés por sus líneas onduladas y unos ángulos imposibles. Con unas curvas marcadas y unos nervios muy pronunciados el 208 GTi by PSP nos deja clara una cosa según lo vemos por primera vez, es un coche deportivo con garra. Esta apariencia se acrecenta más según abrimos los grandes portones que dan acceso a las plazas delanteras, recordamos que no tiene puertas traseras, lo cual hace que sintamos que estamos sentándonos en un coche diseñado exclusivamente para el piloto y el copiloto.

Tiene una parrilla frontal, con el labio inferior en color rojo único en esta versión, cubierta por una calandra en 3D, y el emblema del león queda vigente en el primer vistazo.

La parte lateral del 208 GTi by PSP está dominada por el cambio de color y de textura de la pintura, pasando de un negro mate en el frontal a un rojo brillante en la trasera, separados oblicuamente. Además, en el pilar C encontramos un emblema parecido al que poseía el 205 GTi en el que podremos leer “Peugeot Sport”, dejando vigente a quien se ha encargado el desarrollo de este modelo.

En la parte trasera destaca, por encima de todo, la doble salida del tubo de escape, seña de identidad que estamos ante un 208 GTi, además del imponente alerón situado en la parte superior del cristal.

Es un coche diseñado para las plazas delanteras.

Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport

Las plazas delanteras se llevan toda la atención, dejando a las traseras algo enclaustradas.

Como buen deportivo compacto que es, está diseñado centrado en las plazas delanteras, con unos asientos de tipo semibaquets que agarran bastante bien. La posición de conducción está regulada manualmente, así que no dispondremos de ayudas electrónicas, al igual que para la posición del volante. Una posición del volante que ya generó muchas críticas, tanto buenas y malas, en la presentación del 208, ya que la configuración iCockpit, centra la atención en el cuadro de instrumentación, el cual veremos por encima del volante, obligándonos a cambiar la posición habitual de conducción…cosas de franceses. A nosotros, nos ha gustado esta configuración, recordándonos un estilo de conducción muy parecido al de los coches de rally o a vehículos de competiciones de turismos, como la DTM.

Las plazas traseras no son tan divertidas como las delanteras, y una persona de una estatura de 1,80 m lo pasará mal tanto al entrar como al salir, siendo el 208 un coche apto para distancias no superiores a 100 km, ya que nos sentiremos encofrados, tanto por el ancho de los semibaquets, así como por el poco contacto con el exterior a través de las pequeñas ventanas. Pero es un compacto deportivo, quien se compra este tipo de coches ya saben lo que tienen en las plazas traseras.

¿El pequeño francés corre, o no?

Su motor de 208 caballos hace que alcance los 100 km/h en tan solo 6,5 segundos.

Corre y mucho. Sus 208 caballos están exprimidos al máximo en el 1.6 THP, archiconocido motor de la PSA en desarrollo con BMW, usado en el 208, 308, RCZ R y en varios modelos de Mini.

Es un motor de 1,6 litros turboalimentado que genera 208 caballos exactos –curiosamente como su número de modelo– con un par de 300 Nm, suficiente para divertirnos muchísimo en un circuito, como hicimos nosotros en Kotarr.

En temas de agarre al asfalto, el 208 GTi by Peugeot Sport no va nada corto. Lleva un diferencial de deslizamiento limitado Torsen, heredado directamente del Peugeot RCZ R y unas suspensiones duras –como no podía ser de otra forma en un coche de estas características– con las que sentiremos todos los baches, pero que agradeceremos en curvas rápidas. Además, las ruedas de 18″ de perfil bajo ofrecen un excelente agarre.

Las ayudas electrónicas tienen un umbral mayor de actuación que en el modelo 208 GTi “normal”, con lo que nos dejarán dar rienda suelta a nuestro disfrute y diversión en la pista, cosa que se agradece bastante. Los discos de frenos, sobre todo en la parte delantera, son enormes, montando un 323 mm de pinzas fijas con cuatro pistones firmados por Brembo en la delantera.

Acelerando no se queda corto, llegando a los 100 km/h en tan solo 6,5 segundos y pasando de 80 a 120 km/h en 5ª, en tan solo 6 segundos, lo que hace a este coche, válido tanto para pista como para un posible adelantamiento en una carretera convencional, muestra evidente de la versatilidad de este coche.

¿Qué tal va de equipamiento?

Pues nada mal, tiene el equipo multimedia de serie que también traen varios modelos de la marca francesa, como el 508 y el 308. Un sistema multimedia que funciona genial con nuestro smartphone, ya que conecta rápido y no genera ninguna duda. Además, su navegador nos avisará de posibles radares fijos y del tráfico en tiempo real, evitándonos más de una retención.

Debajo del panel táctil encontramos el climatizador, sencillo pero funcional. Por suerte, y aunque el 308 se presentó más tarde, a finales de 2015, este coche no tiene incorporado el climatizador en el panel táctil, algo que agradecemos, porque los controles de temperatura están donde tienen que estar, con unas pequeñas palancas para subir o bajar la temperatura muy cómodas y al alcance, bien hecho Peugeot.

Un claro aspecto negativo que tiene este modelo, es que no entendemos como tiene asistente de aparcamiento en la parte trasera, pero no así en la delantera.

photo_2016-07-17_08-26-58

Me he comprado el 208 GTi, pero consume mucho.

Bueno, es algo que entendemos, hasta cierto punto es un deportivo y si le apretamos gastará como cualquier otro coche, pero sus consumos realmente son muy comedidos. Si conducimos de manera sosegada en un entorno urbano nos arrojará unos consumos muy bajos para un coche de estas características, lo cual agradecemos enormemente a la marca francesa. Aún con todo, si no estás satisfecho de su consumo, sus rivales son más tragones, quedando el más cercano en 5,9 l/100 km que marcan el Renault Clio y el Ford Fiesta ST

Consumo UrbanoConsumo ExtraurbanoConsumo Mixto
6,9 l/100 km4,6 l/100 km5,4 l/100 km

Muy bien, pero hablemos de dinero.

No nos ha resultado un coche para nada caro, teniendo en cuenta que es un compacto deportivo, que dentro de otros 30 años será un más que posible clásico y que en rendimiento y equipamiento tiene una buena relación potencia/precio y calidad/precio respectivamente.

La unidad que nosotros probamos, que fue la versión By Peugeot Sport con la pintura bicolor “Coupe Franche”, tiene un valor de 26.806,92€ en la web oficial.

PrecioPotenciaConsumo Mixto
Peugeot 208 GTi by PSP25.700€208 cv5,4 l/100 km
Renault Clio Sport26.040 €220 cv5,9 l/100 km
Ford Fiesta ST20.190 €182 cv5,9 l/100 km
Seat Ibiza Cupra17.400€192 cv6,2 l/100 km
Volkswagen Polo GTI23.710 €192 cv6 l/100 km

Conclusiones

En mi opinión y como nos dijeron en Peugeot España, este coche dentro de 30 años será un clásico dentro de los compactos deportivos. El 208 GTi by PSP es un GTi llevado al extremo, con un potente motor de 208 caballos, unas suspensiones y un diferencial que hacen maravillas tanto dentro, como fuera de la pista, y una apariencia racing con muchísimos guiños al modelo original que surgió allá en 1983, el 205.

Aunque este coche vive gracias a aquel coche de hace ya 33 años, Peugeot y su equipo de mecánicos de carreras Peugeot Sport, han sabido captar la esencia de los GTi de los 80, modernizarla con algunas ayudas en electrónica –eso si, las justas– y lanzar un coche tan bueno, que será recordado como uno de los mejores de la marca.

Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport
Diseño9
Habitabilidad8.5
Rendimiento9.5
Equipamiento8.5
Consumo9.5
A favor
  • Rendimiento
  • Consumos
  • Diseño exterior e interior
En contra
  • Suspensiones duras
  • Pintura mate sensible a rayones
  • Plazas traseras
9Puntuación
Puntuación de los lectores: (4 Votes)
8.8

Sobre El Autor

Director y fundador

Soy un apasionado del motor desde muy pequeño, podría decirse que era el típico niño que solía ir recitando las marcas de los coches a sus padres. Me encantan todos los tipos de coches, en especial los super deportivos italianos, como los Lamborghini y los Ferrari.

Artículos Relacionados