Muchos de vosotros habréis jugado a un simulador de conducción, a día de hoy existen cuatro bastante importantes, como lo son iRacing -considerado el mejor simulador para competición-, Assetto Corsa -el mejor en cuanto a físicas-, Automobilista -que es una mezcla de los dos anteriormente mencionados- y RFactor 2 -todo un conocido en el mundo del SimRacing-. No incluyo ni Gran Turismo, ni Forza, ni Project CARS, porque, en mi opinión, como la de muchos tantos, éstos son considerados juegos SimCades, una mezcla de simulación y arcade.

Pero, probablemente pocos os paréis a pensar como crean los trazados y los coches que conducimos virtualmente, bien, ya os adelanto que no es nada fácil de hacer. Primero, el equipo de desarrollo tiene que conseguir una conducción realista. Un coche, por muy bueno que sea, no es nada sin un trazado escaneado virtualmente, con todos los baches en su sitio, por eso, tanto el coche como el circuito tienen que ser fiel a la realidad lo máximo posible.

Aprovechando que Ferrari se ha aliado con iRacing para recrear a la perfección el Ferrari 488 GTE, vamos a aprender como se las apañan para realizar esta tarea.

Recreando el Ferrari 488 GTE en iRacing

Como ya he mencionado antes, iRacing es uno de los simuladores más conocidos en cuanto al tema competitivo. En él se organizan muchos torneos de eSports, en los que se reparte bastante dinero, y por tanto, su fidelidad con la realidad tiene que ser perfecta, sin tener fallos considerablemente graves como para echar abajo todo lo relacionado con el juego.
Los chicos de iRacing fueron los primeros en escanear con láser los circuitos reales para llevarlos al mundo virtual, algo que también hace la gente de Assetto Corsa, como ya hicieron con Nordschleife, pero en iRacing también escanean los coches. Curioso, ¿no?

Para recrear un coche lo primero es conseguir información sobre el diseño, desde escáneres digitales hasta archivos CAD del propio fabricante. Se empieza con un boceto del coche y, más tarde, se introducen los parámetros del sistema de frenos, tamaños del rotor, todo lo necesario para que la simulación sea perfecta. En el caso del Ferrari 488 GTE han contado con ayuda de los pilotos para tratar de igualar las sensaciones que éstos tienen al volante.

“Los fabricantes y equipos invierten muchísimo en cosas que pedimos y que dan una ventaja en la pista, algo que lleva a reticencia a compartir esta información con nosotros”. -Chris Lerch, ingeniero de dinámicas en iRacing.

Aprovecho para preguntaros si os gustaría que subiéramos vídeos de Assetto Corsa al canal, podéis contestar en la sección de comentarios debajo del artículo.

 

Sobre El Autor

Director y fundador

Soy un apasionado del motor desde muy pequeño, podría decirse que era el típico niño que solía ir recitando las marcas de los coches a sus padres. Me encantan todos los tipos de coches, en especial los super deportivos italianos, como los Lamborghini y los Ferrari.

Artículos Relacionados