No es novedad ver a Ken Block recorrer el mundo en su Focus RS RX preparado con 600 caballos. Esta vez lo encontramos en un ambiente industrial demostrando que con una tracción total también se puede derrapar.

Como amante del motor, estas gymkhanas son pornografía sin censura, pero no puedo evitar pensar que ya resulta repetitivo. ¿No es hora de que Ken Block nos enseñe algo más? Quiero decir, todas las gymkhanas se resumen en donuts, entradas y salidas de curvas con trazada de rally/drift y poco más. Quizá deberían replantear el formato y mostrar algo nuevo, o quizá no, porque si algo funciona ¿para qué cambiarlo?