No es novedad ver a Ken Block recorrer el mundo en su Focus RS RX preparado con 600 caballos. Esta vez lo encontramos en un ambiente industrial demostrando que con una tracción total también se puede derrapar.

Como amante del motor, estas gymkhanas son pornografía sin censura, pero no puedo evitar pensar que ya resulta repetitivo. ¿No es hora de que Ken Block nos enseñe algo más? Quiero decir, todas las gymkhanas se resumen en donuts, entradas y salidas de curvas con trazada de rally/drift y poco más. Quizá deberían replantear el formato y mostrar algo nuevo, o quizá no, porque si algo funciona ¿para qué cambiarlo?

Sobre El Autor

Director y fundador

Soy un apasionado del motor desde muy pequeño, podría decirse que era el típico niño que solía ir recitando las marcas de los coches a sus padres. Me encantan todos los tipos de coches, en especial los super deportivos italianos, como los Lamborghini y los Ferrari.

Artículos Relacionados