Esta película la descubrí mientras buscaba información sobre Gone in Sixty Seconds. Es la segunda de H.B. Halicki y en la que repite los roles de protagonista, escritor, productor y especialista.

En la vida había oído hablar de ella y por más que he buscado no la he localizado en castellano, aunque supongo que si buscáis un poco la localizaréis en inglés con subtítulos. Si buscas información sobre ella también puede aparecer como Gone in Sixty Seconds 2: The Junkman o Firebird Tornado según la edición y el país de venta.

Es complicado hacer una sinopsis de la película ya que narra hechos reales (bueno, más o menos) con ficticios. Digamos que un resumen podría ser: Harlan Hollis (Halicki) es un actor protagonista/productor/especialista/escritor de éxito tras rodar Gone in Sixty Seconds. Cuando está rodando las últimas escenas de su siguiente película una persona cercana a él, planea matarlo de una forma poco discreta.

Al principio veréis un resumen un poco idílico de como Halicki llegó a triunfar desde que se hizo con el servicio de grúas y desguace y llega a rodar su primera película, mezclando hechos reales con ficticios.

Vale, puede que el resumen de la película no sea gran cosa, pero es que no te has puesto a verla para ver una obra shakespiriana, lo importante es lo importante, y son las persecuciones, destrozos, accidentes, etc. Y de eso hay mucho, variado, mejor y peor hecho y de todos los tipos que se os ocurran incluidos accidentes reales que se incluyeron en la película.

Creo que no lo comenté cuando escribí la entrada sobre Gone in Sixty Seconds pero estuvo a punto de morir un par de veces en accidentes ocurridos durante la grabación (el salto final con Eleanor le produjo una cojera permanente). En ésta no es que estuviese a punto de morir dos o tres veces, fueron unas cuantas más incluyendo el coche de una avioneta contra su coche. Dicen que a la tercera va la vencida, en su caso fue la cuarta película la que lo mató (Gone in Sixty Seconds 2 1988).

En esta no hay un coche tan protagonista como Eleanor (que aparece como estrella invitada) ya que hay varias persecuciones pero las dos importantes son con un Cadillac Eldorado de 1980 (sí, Cadillac y de tracción delantera) y un Corvette C3. La lista de coches que aparecen es enorme y la podéis encontrar en imcdb.com.

Aquí os dejo los más interesantes

Bricklin SV-1 ’74
Cadillac Eldorado ’79
Pontiac Firebird ’79
Chevrolet Corvette C3 1981

Chevrolet Camaro Z28 CHP 1979. CHP es como llamaban a los modelos preparados para la policía de carreteras de CaliforniaAquí tenéis algo de info sobre estos Camaros
Extras1: Trailer y persecuciones
Extras 2:
  • Esta película tuvo el récord de vehículos destrozados durante 30 años hasta que se rodó Matrix Revolutions que superó los 300.
  • Eleanor aparece varias veces y llega a moverse.
  • Tardó dos años en rodarla y al igual que la anterior, en la película salen accidentes reales ocurridos durante el rodaje
  • Nota del que os escribe: o no le gustan los franceses o no le gustan los coches franceses o ambas cosas. Iba a poner imágenes pero podéis ver el vídeo de las persecuciones y accidentes
Deadline Autotheft (1983) y Gone in Sixty Seconds 2 (1988)

No sabía si hacer unas entradas nuevas sobre la tercera y cuarta película pero lo que tengo que decir no da para tanto.

En The Junkman, Halicki está rodando una película, y es Deadline Autotheft. Lo que hizo fue hacer cine dentro del cine, mostrar como se rueda una película, así que cogió esas escenas, rodó unas cuantas más y las mezcló con Gone in Sixty Seconds haciendo prácticamente la misma película pero con algunas escenas nuevas. Un lío, ¿verdad?

En una escena estas viendo al Halicki de 1974 con las pintas de la época y en la siguiente ves una escena con pintas ochenteras en un coche ochentero y 10 años más encima.

La gran pregunta sería ¿merece la pena verla? ummm, no. Te pongo las persecuciones destacadas y poco más. Al amigo Halicki se le fue la pinza en esta ocasión más de la cuenta.

Puede que Gone in Sixty Seconds 2 tampoco te suene y es bastante normal, nunca se llegó a estrenar. El motivo fue que Halicki murió durante el rodaje mientras preparaban la escena más peligrosa. Un fallo técnico provocó la rotura de un cable y cayó un tanque aéreo de agua, Halicki estaba dentro de un coche y recibió un impacto que acabó con su vida.

Quizás lo más interesante de Gone in Sixty Seconds 2 es la aparicion de “The Slicer” (del cual no hay mucha info), una especie de coche con forma de cuña hecho para destrozar a todos los coches que se le ponen por delante.

 

Hace unos años, la viuda dio permiso para vender en un pack en DVD Deadline Autotheft,los videos de las persecuciones rodadas antes de la muerte de Halicki y un documental sobre su vida. Para que os hagáis una idea, tenían preparados 400 y pico vehículos para ser destrozados durante el rodaje.

Extras:

Aquí tenéis lo que se rodó de Gone in Sixty Seconds 2. Veréis una escena en la que se cae un silo de agua, momento en el que Halicki muere por el impacto de un poste que fue arrancado por uno de los cables