Hay ciertos días en los que el sofá te llama y el cuerpo te pide manta, sofá y peli. Y si además tienes compañía, invitas a gente a casa, quedas con tu pareja, mejor que mejor.

Entonces llega ese momento con todo preparado, de elegir película, y miras lo que tienes disponible:

  • las que fueron a los Oscars (acuérdate, dentro de esta carpeta está Mad Max)
  • comedia romántica (pasa de esto rápido, vamos, rápido)
  • drama (sáltalo rápido, de lagrimeo no, sigue adelante)
  • superhéroes (uff, ya van demasiadas este año, siguiente)
  • de acción (mejor, pero hay otra después de esta)

…y llegas a la carpeta sección “pelis para quemados”. Ese sitio donde tienes esas películas donde, más que un guión, una actuación, los paisajes, la banda sonora o los Oscars (o Ratzies) que se ha llevado no importan. Solo la recuerdas por los coches protagonistas, las persecuciones o que es tan mala que es buena porque sale el coche de tus sueños.

Quizás has visto en otras páginas o foros selecciones de este estilo, pero esta es la colección del que os escribe para esos días tontos. En algunos casos no se pueden conseguir en la Fnac de turno porque directamente no ha salido en DVD o Bluray y tienes que buscar por otros métodos alternativos por todos conocidos.

1. Las 24 Horas de LeMans (LeMans, 1971, USA) de Steve McQueen.

Le Mans (1971)
Le Mans posterRating:6.7/10 (6,077 votes)
Director:Lee H. Katzin
Writer:Harry Kleiner
Stars:Steve McQueen, Siegfried Rauch, Elga Andersen, Ronald Leigh-Hunt
Runtime:106 min
Rated: G
Genre:Action, Adventure, Drama
Released:23 Jun 1971
Plot: Almost in breadth and depth of a documentary, this movie depicts an auto race during the 70s on the world’s hardest endurance course: Le Mans in France. The race goes over 24 hours on 14.5 …
En 1971, Steve McQueen estaba en su máximo esplendor como actor, había participado en grandes producciones como La gran evasión, y protagonizado películas como Bullit. Era una estrella de Hollywood y su hobby era el motor.

Participó en todo tipo de carreras, coches, motos, de corta y larga duración. Lo curioso es que con su condición de estrella, los estudios de cine le permitiesen hacerlo.

Debido a su afición, se le ocurrió la idea de llevar este proyecto adelante. La idea original parte de un hecho ocurrido en LeMans en 1969, se produce un grave accidente entre dos pilotos de Ferrari y Porsche, en el que uno muere y el otro acaba gravemente herido.

La historia de la película cambia bastante, se invierten los coches el piloto de Ferrari pasa a ser el de Porsche y viceversa, y se le acaba dando la vuelta a la historia. Lo que queda al final es un piloto (McQueen) que vuelve a la carrera en la que le faltó poco para morir, montado en un Porsche 917K.

Lo que te puedes esperar de la película es ver tanto el interior de lo que ocurre en boxes como una carrera rodada con persecuciones y adelantamientos a gran velocidad rodadas con un Porsche 908 y un GT40 modificado para cargar con la cámara. Hay una historia por el medio, la vida del piloto, lo que le afecta volver a correr, pero sinceramente no es lo interesante de la película.

Para conseguir parte del rodaje de la pelicula, McQueen llevó su propio Porsche 908 a las 24 horas de Lemans de 1970 cargado con una cámara. Aunque este coche tuvo que hacer más paradas que los demás para ca
mbiar los rollos de película y que la cámara no ayudaba aerodinámicamente, el coche acabó noveno. El único problema que tuvo fue que los productores no le dejaron pilotar por miedo a que se lesionase, y eso que unos meses antes, para prepararse para el rodaje, participó en las 12 horas de Sebring con una pierna escayolada en su 908 acabando justo detrás de Mario Andretti.

¿Veríais una película en la que tarda quince minutos en haber un diálogo? Pues en esta película pasa, y esos minutos no sobran. No hace falta que McQueen hable,  para ver qué es lo que se le pasa por la cabeza en esos minutos.

La película tuvo problemas de todo tipo:

  • El guión fue reescrito varias veces hasta que fue del gusto del protagonista y acabó participando en él.
  • Sí, los coches son de verdad, y por eso fueron un problema. Mientras otras marcas o equipos no pusieron problemas (Porsche colaboró en medios técnicos y materiales) en ceder o alquilar los coches, a “Don” Enzo Ferrari no le gustaba la trama final, y McQueen tuvo que comprarlos.
  • Se rodó tanto metraje que sólo se usó la cuarta parte.
  • Problemas de financiación.
  • El perfeccionismo de McQueen, que quería rodar las escenas a alta velocidad y hasta que no salían como él quería, no se rodaba otra escena.

Maquinaria como la que veréis en esta película es difícil que la volváis a ver rodando, y menos a esta velocidad. Sin contar los coches que no entran en circuito, os encontrareis con estos:

 

Creo que me he comido alguno de los que salen, pero los importantes están puestos. Si queréis ver un listado completo de todo lo que aparece (coches de competicion, de calle, camiones, motos..) solo tenéis que visitar http://www.imcdb.org/movie_67334-Le-Mans.html. Aviso es un vicio, solo tenéis que poner el título de la película y os salen los nombres de coches, camiones y motos que aparecen en pantalla con fotos

Podría comentar muchas más cosas de la película, pero simplemente os la recomiendo. Hay otras que aparecerán en este listado, pero es difícil que encontréis una tan honesta y sin efectos especiales como esta

No localicé un tráiler real de la película, este tiene pinta de ser un fan-made, pero vale para el caso

Os dejo este trailer para el documental “Steve McQueen The Man and LeMans”