La Aprilia SX 125 es una supermotard adaptada ligeramente para su manejo en ciudad y carreteras secundarias. Tiene un motor de 125 cc monocilíndrico de 4 tiempos que entrega hasta 15 CV de potencia (ficha técnica). Es el mismo que utilizan la RS y la Tuono.

Es una moto divertida, ligera (134 kg), alta y fácil de conducir que cuesta 3.629 euros. Invita a acelerar y a derrapar gracias al control del tren trasero y al buen chasis de la moto. Es una moto creada para jugar por el asfalto y por la tierra y a la que han dado algún toque de más para que se pueda conducir por las urbes aunque no es su terreno ideal.

La Aprilia SX 125 tiene una horquilla telescópica invertida con barras de 41 mm con un recorrido de 240 mm. Detrás tiene un basculante de acero con un recorrido de 200 mm y un monoamortiguador de avance progresivo que está anclado al chasis

Reconozco que al principio de esta prueba era un ignorante del mundo supermotard. Conocía el concepto de moto y la competición, pero nunca había manejado una motocicleta de este estilo. Ahora, tras haber tenido durante una semana la Aprilia SX 125, sigo reconociendo que soy un ignorante -con una semana de conocimiento ganado- aunque he descubierto un nuevo tipo de moto con la que disfrutar del asfalto.

Con el vídeo que verás a continuación entenderás que las supermotard son una mezcla entre motos deportivas y de cross con las que se ponían a prueba pilotos profesionales tanto de una y otra disciplina. Según este artículo de Motor Sport Retro, todo comenzó con el programa de televisión Wide World of Sports, que tenía una sección denominada ‘The Superbikers’ en el que se podía ver este tipo de motos compitiendo en un circuito que mezclaba tierra y asfalto.

Para poneros en situación, éste fue mi primer encuentro. Llegué al concesionario de Aprilia donde nos dan las motos de prensa y Mario, el encargado, me avisa de lo siguiente: «Aquí te dejo la SX. Ten cuidado que la pata de cabra no se queda fija y en cuanto te mueves un poco se pliega».  Las supermotard de competición no tienen ni caballete ni pata de cabra. En parado se colocan en una plataforma hasta que el piloto las utiliza (ejemplo).

En este caso, la pata de cabra plegable es una solución adaptada al uso de calle. El hecho de que no sea fija indica que Aprilia tiene presente el espíritu supermotard en su modelo.

Detalle de la pata de cabra que se pliega en cuanto levantamos un poco la moto

No obstante, el aviso de la pata de cabra alertó a todo mi cuerpo. Nada como saber que una moto que es alta (la altura del asiento es de 880 mm) y nada estable en su tercer punto de apoyo al más mínimo toque de la moto para empezar a sudar un poco por dentro para no tirarla al suelo –ya mencioné en esta otra prueba que siempre que voy a probar una moto tengo ciertas «mariposillas»en el estómago»-.

Así que me subí a ese ‘caballo’, porque por altura lo parece (imagen comparativa de su altura con otra Mash Cafe Racer que hemos probado en Monky Cars). La primera sensación fue buena a pesar de que con ninguno de los pies apoyaba por completo la planta -yo mido 1,80 metros-. No obstante, aunque el asiento es alto, es muy estrecho, lo que ayuda a poner los pies con confianza en el asfalto. Más abajo tienes imágenes detalladas del asiento.

¿Una supermotard para ciudad y carretera?

La altura, el sonido del motor monocilíndrico, la posición del manillar, el cambio de marchas y la postura erguida te dejan claro que estás ante una supermotard, sin embargo, para que circules por la ciudad o la carretera con relativa comodidad faltan cosas: la iluminación del faro delantero, por ejemplo, no tiene mucha intensidad.

La iluminación en carretera es escasa.

Se echa de menos más luz, sobre todo cuando circulas por la carretera. Además, la protección del guardabarros delantero cuando llueve no está bien solucionada. La rueda delantera catapulta el agua hasta más allá del guardabarros y cuando vamos a más de 60 km/h las gotas nos pueden llegar a alcanzar (tengamos en cuenta que no tiene ningún tipo de protección aerodinámica, hecho que también influye a la hora de rodar cuando vamos a más de 100 km/h).

La instrumentación no indica el nivel de gasolina ni el régimen de revoluciones del motor.

La información que aparece en la instrumentación resulta escasa: no existe el nivel de gasolina (la capacidad del depósito es de 6 litros más 1,5 litros en reserva), tampoco tiene indicador de marcha, solamente el punto neutro.

Cuidado que te calientas

Esta moto tiene un ‘gran problema’ y es que es tan ligera y tan fácil de conducir que te vas calentando y cada vez quieres ir más rápido cuando vas por carretera y quieres probar a hacer ciertas derrapadas -en situación controlada- para imitar a esos pilotos de los que hablaba unas líneas atrás.

Detalle del disco delantero de 260 mm de diámetro.

Los frenos de esta moto ayudan a que puedas llegar a ciertos límites con confianza. Según Aprilia, «la marca introduce por primera vez en el segmento de 125 cc el sistema ABS Bosch con anti rebote, que por una parte garantiza una precisión total y el control de la frenada, y por otra regula el bloqueo de la rueda trasera en las frenadas más decididas». Lo corroboro y detallo que el ABS es solo en el freno delantero.

Detalle del tren trasero que incluye un disco de freno de 220 milímetros de diámetro

De hecho, si comparamos el motor y la frenada, tenemos frenos para rato en la Aprilia SX. Delante utiliza un disco de acero inoxidable de 300 milímetros de diámetro y otro de 220 mm, ambos con pinzas flotantes.

Detalles de la Aprilia SX 125

Cuando hagas el repostaje, tendrás que quedarte con el tapón del depósito en la mano.

Según Aprilia, la SX es una moto destinada a «los pilotos jóvenes más exigentes y deportivos»

Aprilia recuerda la herencia de la historia deportiva de las competiciones Off-Road de la marca en detalles como este.

El hueco debajo del asiento puede resultar útil para desplazar en parado la moto en ciertas situaciones ya que no tiene ningún asidero en la parte trasera

El asiento puede resultar incómodo y duro si recorremos muchos kilómetros. Si no te ubicas en el centro del asiento, con pantalones vaqueros resulta un tanto resbaladizo, sobre todo en frenadas bruscas.

El tubo de escape está integrado en la carrocería de forma que no pueda engancharse en ningún elemento externo.

Aprilia SX 125: una supermotard con ligeros cambios para el día a día
DISEÑO8
COMODIDAD5
RENDIMIENTO6.5
EQUIPAMIENTO5
CONSUMO6.5
PRECIO6
A favor
  • Frenada
  • Diversión
  • Prestaciones
En contra
  • Comportamiento aerodinámico
  • Sujeción de la pata de cabra
  • Falta de información de la instrumentación
6.2Nota Final

Sobre El Autor

Sea de ninguna, una, dos, tres, cuatro o 'x' ruedas, si se mueve, ese vehículo lo tengo que probar. Catador de coches y motos desde hace más de quince años, no me canso de trastear y menos ahora que vienen cambios muy importantes en la movilidad y el transporte.

Artículos Relacionados