Audi ha lanzado hoy en Pekín el TT más potente hasta la fecha, con un motor de cinco cilindros completamente nuevo que proporciona una potencia de 400 CV y un sonido inconfundible.

Un nuevo motor, el 2.5 TFSI

Se trata de un motor de nuevo desarrollo, con cinco cilindros y turbo alimentado, con una cilindrada de 2.480 cc con el que la marca germana alcanza los 400 CV, lo cual otorga al coche una relación de más de 160 CV/litro. El par máximo está cifrado en 480 Nm disponible desde las 1.700 rpm manteniéndose constante hasta las 5.850 rpm. Alcanza los 100 km/h en 3,7 segundos y su velocidad máxima está limitada a 250 km/h de serie, pero Audi puede incrementarla en 280 km/h si se deseara.

Un gran motor necesita una gran transmisión

O al menos eso es lo que los chicos de Audi han hecho dotando a este nuevo TT RS con un cambio S tronic de 7 velocidades. La transmisión, como no podía ser de otro modo, es de doble embrague. Las marchas bajas son cortas y la séptima velocidad tiene una relación de transmisión larga con el fin de reducir el consumo. Los cambios de marchas se pueden efectuar gracias a las levas situadas en el volante o por medio de la palanca de cambios convencional.

Tracción quattro, para mantener el coche pegado al suelo

El nuevo TT RS está equipado con el sistema de tracción integral permanente quattro. El embrague electrohidráulico multidisco, el cual es compacto y ligero, se sitúa al final del árbol de transmisión, beneficiando el reparto de peso entre ambos ejes. Cuando el nuevo TT RS toma una curva a alta velocidad, el embrague puede enviar parte de la potencia al eje trasero cuando el coche se encuentra en pleno viraje, lo cual hace que el TT RS gire de forma precisa hacia la curva, e incluso garantizando un elevado control y fiabilidad en los casos en los que los coeficientes de adherencia no sean altos.

Diseño

La nueva versión del TT RS, no ha variado sus proporciones, manteniendo las líneas puras y atemporales del TT original, pero reinterpretando numerosos elementos al mismo tiempo.

La gran parrilla Singleframe lleva un logotipo quattro en la parte inferior, y es aún más impresionante por su forma de panal de abeja. Destacan las entradas de aire, detrás de la cuales está situado el radiador de agua. Los faros LED están incorporados de serie, y bajo pedido, se pueden incluir las unidades Matrix LED, que controlan la luz larga de forma inteligente.

En la parte trasera, destaca el alerón fijo, el cual se sujeta por dos finas estructuras dobles. De manera opcional, Audi puede incorporar un alerón que se despliega automáticamente. El resultado de todo el trabajo aerodinámico es un coeficiente más bajo, de 0.32 para la versión Coupé y de 0.33 para el Roadster.

Tiene un peso en vacío de tan sólo 1.440 kilos, 10 kilos menos que la versión anterior. La versión Roadster pesa 1.530 kilos en vacío. Su capota de lona pesa 39 kilos y es accionada eléctricamente en tan solo 10 segundos, incluso cuando se está conduciendo a velocidades de hasta 50 km/h.

Con una tapicería de Alcántara con un patrón en forma de diamante y el logotipo RS grabado en los respaldos no hay quien no se enamore. En el nuevo TT RS todos los controles están centrados en el conductor. El Audi Virtual Cockpit es una reminiscencia de las pantallas que lleva un coche de competición, con una pantalla TFT de 12.3″ que muestra toda la información necesaria. El conductor puede elegir además, tres modos diferentes. En la vista clásica, aparecen el velocímetro y el cuentarrevoluciones en primer plano, mientras que en el modo “Infotainment”, el foco se pone en el mapa de navegación. En el modo S tronic manual, una luz de cambio indica la necesidad de cambiar la marcha.

Lanzamiento al mercado

Se comercializarán bajo la etiqueta Audi Sport, y serán lanzados al mercado europeo a finales de 2016.

Sobre El Autor

Director y fundador

Soy un apasionado del motor desde muy pequeño, podría decirse que era el típico niño que solía ir recitando las marcas de los coches a sus padres. Me encantan todos los tipos de coches, en especial los super deportivos italianos, como los Lamborghini y los Ferrari.

Artículos Relacionados