El BMW Serie 8 verá la luz en 2020 según la marca bávara, hasta entonces todo lo que se diga acerca de sus características es mera especulación, aunque se espera que sea un modelo superior al serie 7 actual con el que poder plantar cara a las marcas más premium del mercado como Porsche, Maserati, Maybach, Bentley y similares, además del Mercedes-Benz Clase S y el Audi RS8.

Los rumores sobre el posible Serie 8 de BMW apuntan a que les han entrado las prisas al ver la gran acogida del Clase S en el mercado chino y en el norteamericano. Se calcula que por la venta de un coche con estas características la marca obtiene unos 30.000 euros de beneficio, de ahí las prisas por presentar el serie 8 y ponerlo a la venta.

Este retraso de BMW en dicho segmento de debe a que BMW decidió apostar por los vehículos eléctricos mucho antes que sus rivales Audi y Mercedes, teniendo así una ventaja en el mercado. Pero también está ausente del segmento de los superdeportivos y de los grandes cupés de lujo.