Ya son muchos los años que lleva con nosotros el Lamborghini Aventador. Un deportivo de pura cepa que parece que los años no pasan en él gracias a su estética atemporal y tan única. Aún así, los chicos de Sant´Agata han decidido que ya iba siendo hora de darle un lavado de cara a su toro más feroz. De esa idea ha nacido lo que conocemos como Aventador S LP 740-4.

El Aventador S presenta un nuevo frontal.

Sus principales cambios son a nivel estético. Podemos observar un frontal con una nueva entrada de aire, que se extiende por toda la parte delantera y sube casi hasta los faros. Su parte trasera también se ha visto alterada en este restyling, en la que la zona de los pilotos traseros es de color negro e incorpora un nuevo difusor que recuerda al del Lamborghini Centenario. Otra novedad es su escape, que pasa de tener cuatro salidas a tener tres. Aunque no creo que eso afecte a la banda sonora tan característica de su poderoso V12.

Lo que no cambia en el Aventador S es su corazón. Sigue manteniendo el mismo V12 atmosférico, solo que ahora trae consigo 40 CV más, y ofrece una aceleración de 0-100 Km/h en tan solo 2,9 segundos. En resumidas cuentas, sigue siendo la misma bestia que conocimos en 2011.

Algunos amantes de la marca del toro esperaban que incorporase la caja de cambios de doble embrague, pero han mantenido la que traía el anterior Aventador de un solo embrague. Mantiene la tracción a las cuatro ruedas e incorpora un nuevo sistema de dirección en las ruedas traseras, que mejorarán su paso por curva y ayudará a efectuar ciertas maniobras, algo ideal en un coche tan ancho y bajo como el Aventador.

Su comercialización no comenzará hasta primavera del año que viene, pero sin duda estamos emocionados por sus actualizaciones. Aunque consideramos que su estética ha perdido en agresividad y es más suave que en la anterior versión. Muy pronto os traeremos más información de esta bestia italiana, estad atentos.