Mazda ha anunciado la vuelta del motor rotativo para sus motorizaciones. Pero antes de que saltes, y tires la mesa de la emoción, tengo que informarte de que no se trata de un nuevo modelo de la saga RX. El motor rotativo desapareció en 2012 con el RX-8, y tras varios asedios y rumores de una posible vuelta, nunca llegó a estar claro si habría una posible vuelta, en un hipotético RX-9.

¿Por qué vienes ahora?

Desde sus orígenes, los motores rotativos siempre han sido reconocidos por sus altas prestaciones a altos regímenes, su espectacular sonido, sus altas emisiones y su consumo de aceite. Alguno de estos puntos, no encajan con las ideas de salvar el mundo actual, así que esta es la razón, por la que la vuelta del motor rotativo siempre ha sido un tema un poco tabú. Resumiendo, realmente resulta imposible traerlo de vuelta tal y como lo conocíamos. El motor rotativo es una blasfemia dirán los mas “verdes”. Con esto señalo, que de primeras puede resultar una noticia un tanto chocante. ¿Un motor rotativo?¿En estos tiempos?

Pero los chicos de Mazda saben lo que hacen, y sorprendentemente lo han traído de vuelta. En este caso, el motor rotativo cambia de acera, únicamente como apoyo de la motorizaciones eléctricas como parte del plan de electrificación Sustainable Zoom Zoom 2030. Un programa, que sufrirá la marca a partir del 2020 con la introducción de dos nuevos modelos eléctricos, con el objetivo de reducir sus emisiones de CO2. Mediante este programa, Mazda estima que en el 2030 el 95% de sus vehículos llevarán algún sistema de hibridación.

Poco peso y más autonomía

Para Mazda, las claves de este motor son, su reducido peso, sus elevadas prestaciones, y la capacidad de alimentarse con GLP y gasolina. Así, el motor podrá recargar las baterías cuando sea necesario. Esta tecnología según Mazda, es similar a la que se utiliza en el Opel Ampera, y será introducida en uno de los dos modelos eléctricos planificados para 2020. Conseguiendo aumentar la automía respecto a la versión 100% eléctrica.

Mazda asegura que el motor rotativo incrementará la autonomía, y eliminará el miedo y ansiedad, que en ocasiones puede producir  quedarse sin batería. Con este sistema, el temor desaparece, porque en caso de quedarte sin batería el motor Wankel será el encargado de recargar las baterías.