En 1956, Alec Issigonis dibujó el primer Mini en una servilleta. Plasmó un concepto revolucionario para la época, colocó las ruedas en la posición más extrema, los instrumentos en el centro y montó el motor transversalmente.

John Cooper sacó a la luz el poderío del Mini y lo convirtió en coche de carreras. Ligereza y agilidad definían a ese coche de carreras y permitía batir a rivales más potentes. Gracias al rápido paso por las curvas, protagonizó las victorias en el Rally de Monte Carlo. Se puede decir que Mini, desde el primer momento, afianzó las bases de la conducción. Definió su gen, su carácter.

Cuando te montas en un Mini estoy seguro de que ese “gen” que estaba en el primer coche de competición sigue presente incluso en sus vehículos comerciales. Lo sé, esto que he escrito es muy bonito pero me encanta probar marcas con personalidad.

Por fin llegó el día, la verdad tenía ganas de probar este nuevo concepto de Mini, el nuevo Mini Clubman. No es que sea más grande que cualquier otro Mini actual, sino que se trata del Mini más grande de la historia, y esto me hizo pensar .

¿Habrá cedido Mini su filosofía?

Pues, me tendrás que perdonar, pero no te voy a contestar aún. El Mini Clubman mide 4,25 metros que no es un tamaño asombroso, pero creerme que Mini ha hecho muy bien el trabajo en cuanto a espacio se refiere. Lo siento por tu amigo alto, pero ya no tendrá excusas para sentarse atrás. Comparte plataforma con el BMW serie 2 Active Tourer y eso es algo que se nota. La distancia entre ejes se ha aumentado hasta los 2,67 metros y el maletero ha aumentado 100 litros respecto a la versión anterior quedándose en 360 litros. Sinceramente, no es ninguna maravilla.

“Estas cifras acercan al Mini a una posición muy privilegiada, por espacio y comodidad es de los mejores del segmento.”

La noche anterior estuve pensando en la prueba y la motorización que me tocaría probar. Mini distingue varias gamas One, One D, Cooper, Cooper S, Cooper D, Cooper SD y John Cooper Works. Con potencias entre los 102 y 231 cv.

En otra ocasión tuve la ocasión de probar el 1.6 litros de 112 cv en un Countryman versión Park Lane. Me dejó una buena sensación en cuanto a dinamismo, pero me decepcionó mucho en cuanto a rendimiento. Era lento y sonaba mucho a diesel. Cuando aceleraba me recordaba al granizo golpeando en una ventana, acelerar se convertía en un suplicio.

¿Habrá solucionado BMW esos problemas?¿Me entregaría Mini en este caso unos cascos para no oír un posible horroroso sonido similar al de ese 1.6?

Resultado de imagen de mini twin power mini clubman sd

Tenía ganas de comprobarlo, BMW ha introducido nuevos motores con tecnologia Twin Power Turbo con geometría de turbina variable y un nuevo sistema de regulación del árbol de levas. Resultado de imagen de mini twin power mini clubman sdEn teoría, permite bajar los consumos, mejorar prestaciones y reducir el turbo lag. Todas esas preguntas me bombardeaban la noche anterior.

Llego el día, firmo los papeles y me fijo en el coche. Había buenas noticias, en la parrilla había una “S”, por lo menos tenía 150 cv

Cuando me enseñan el coche, lo primero que hago es fijarme detenidamente en el exterior. Me gusta el lavado de cara, resulta muy simpático de ver con esas grandes ópticas y esas tomas de aire en el capó. Si la quieres, tendrás que irte a una versión S.

El gran cambio se produce en la zaga, donde no podemos decir que se le ha hecho un lavado de trasero. Ha cambiado completamente, sigue sin ser bonito, pero por lo menos ahora se puede mirar. La versión Cooper S añade doble salida de escape.

El Mini Clubman tiene 6 puertas. Sí, habéis leído bien. He estado intentando verle alguna ventaja a un maletero que se abre como un frigorífico pero no la veo.

“¿Quién tuvo la idea? Y aún mejor, ¿por qué le hicieron caso?”

Al principio es muy chulo, pero a la hora de abrirlo se presentan varios problemas. El primero es que la puerta se abre hacia atrás, lo que te obliga a poner una señal en la luna trasera advirtiendo de que si no dejan una distancia de 50 cm, les dejarás un tatuaje en el morro.

El otro problema, es que si abres la puerta con el mando primero se abre la puerta derecha y después la izquierda. Vamos que si estás aparcado tienes que rodear todo el vehículo o ponerte a resguardo de la puerta izquierda, porque si no lo haces, como lleves gafas te tocará programar el navegador a la óptica mas cercana. Una vez abierta la puerta derecha, deberás colocarte en la derecha y dejar hueco para la apertura de la puerta izquierda.

“Un bonito ritual, desde luego.”

Pero esto aún no ha acabado. Mini ofrece la estupenda posibilidad de abrirla pasando el pie, que si ya sabemos que funcionan en un 50% de los casos y que además tienes que pasar dos veces el pie para abrir las dos puertas, tenemos la posibilidad de abrir las dos puertas a la primera es del 25%. Sin tener en cuenta que podemos llevar bolsas en las manos. Así que seguramente os tocará dejar las bolsas en el suelo. ¿Entonces que función cumple?. Lo más gracioso es que Mini lo llama Easy Opener.

Indignado me fui al interior. Qué gran decisión la de abandonar el velocímetro central y dejarlo en una posición normal y agradable. Antes, tu mujer podía ver muy fácilmente a que velocidad ibas. Gracias a esta disposición, hay hueco para un sistema de entertainment ,llamado Mini connected, que está muy logrado. Cualquier ajuste que puedas imaginar esta disponible. Información del par y potencia utilizados, modos de conducción, Street View…Lo más increíble es que es más intuitivo que abrir un caramelo.

“¡Ahh! y tiene un anillo en la consola central estilo pulsera de discoteca que se ilumina según las revoluciones. Y cambia de color también, todo un detallazo.”

Resultado de imagen de mini connected clubman

Si a todo este equipamiento le añades el sistema de sonido Harman&Kardon te va a encantar hacer viajes largos. Es más, creo que sacarás el coche adrede para escuchar música. Las canciones que odias te gustarán. Si te gusta escuchar música es una opción obligatoria, creo que es el mejor sistema de sonido que he escuchado en un coche. Eso si, sin menospreciar a Bang&Olufsen.

Aunque esto me trajo viejos recuerdos de cuando probé el Countryman, me planteé la misma pregunta ¿Me habrá prestado Mini una unidad con un equipo de sonido espectacular para no oír el escándalo del motor diésel? Pues vamos a averiguarlo.

Primero lo arranco y no hay síntoma de terremoto. Buena señal. Lo confirmo, se que estáis angustiosos, se trataba de la versión Cooper SD 190 cv all4, es la versión tope de gama sin llegar al John Cooper. Esta versión arranca en 35.799 €. ¿Quizá algo elevado?

Comprobémoslo…

El coche ya me había dado algunas pistas de la gama a la que pertenecía. Techo solar, asientos, paquete John Cooper Works interior y exterior, cambio automático de 8 velocidades…Dicho esto, estaba deseando calmar todas mis inquietudes así que no perdí más el tiempo y salí. Primero elegí el modo medio de conducción, en apenas unos minutos me doy cuenta de lo que este motor puede dar, y es que superar el límite legal es muy sencillo. Los cambios son muy suaves, rápidos y precisos, y los parámetros del cambio están muy bien programados. El cambio de marcha se produce cuando quieres, en todo momento da la sensación de que el cambio deduce cuales son tus intenciones.

La dirección es muy Mini, creo que con los ojos cerrados podría reconocerla. Y aunque sea la versión más familiar, te da esa sensación de seguridad, de que controlas el coche y que puedes meter el coche como quieras en una curva. Todo está relacionado para mejorar esa sensación, incluso el diseño del volante y el tacto es espectacular.

Y eso que aún no había sacado esos 190 cv a relucir, ni lo iba a hacer, ya que no es un coche de circuito ni la carretera es un circuito. Pero podía hacerme a la idea si ponía el modo Sport. Lo seleccioné, puse los parámetros de par y potencia y a disfrutar. Lo primero que notas al seleccionar el modo Sport es un tirón, lo aproveché y pisé a fondo. Informo que este motor da 400 Nm de par entre las 1750 y 2500 rpm y acelera de 0-100 en 7,3 segundos. Inmediatamente sin darme tiempo a pestañear el cambio había reducido dos marchas y comenzaba a subir de vueltas…

“El cambio no se achanta y no te va a dejar tirado si lo que necesitas son revoluciones.”

Creía que ya había probado todo y mi acompañante me comenta la posibilidad de jugar con las levas. Mantuve la leva izquierda pulsada y automáticamente redujo a la relación mas corta posible sin llegar a saltar las válvulas.

El sistema All4 convierte en todo momento el par en el empuje necasario, distribuyéndolo junto con el programa de estabilidad DSC y un embrague electrohidráulico de discos múltiples al eje delantero o trasero. Como no quería que los helicópteros de la DGT me persiguieran, tuve que quitarme el modo Sport y activar el modo Green.

Estaba contento, la Guardia Civil no me perseguía y BMW había solucionado sus problemas con la rumorosidad de los diésel. Por fin ha solucionado el problema, la insonorización es absoluta, incluso en el modo GREEN notas esas ideas plasmadas en aquella servilleta, que no se cómo acabó.

ConsumosUrbanoExtraurbanoMixto
L/100 km5,3 l/100 km4,8 l/100 km

Es un coche muy cómodo para viajes largos y a la vez te va a permitir darle algún susto a coches más potentes. Si estas pensando en un compacto premium para realizar viajes y no te convencen los monovolúmenes, que aparte de ser pesados de pronunciar en general son aburridos, creo que es tu coche. Full-equiped sale por unos 45000 €. Puede parecer algo caro, pero si quieres calidad tienes que pagarla. Además un serie 1 o un clase A no estarían muy desemparejados en cuanto a precio con unas prestaciones y equipamiento similar.

Que si me lo compraría, pues no. Me parece que con ese diseño de puertas ha tirado todo el trabajo a la basura. Si quiero un coche con puertas en el maletero como para cargar caballos me compro una C15. En cuanto a comportamiento, es un coche muy equilibrado y creo que te puede sorprender positivamente. Empuja con mucha insistencia desde bajas revoluciones y sus tres modos de conducción se ajustan perfectamente a lo que esperas de ellos. Ni demasiados balanceos en el modo Green, ni una suspensión con la que notes si has atropellado una hormiga en el modo SPORT. Mini se ha ganado mi respeto en el terreno de los familiares, y si te lo compras lo miraré y pensaré, se ha gastado 45000 € muy bien gastados.

ModeloMINI Cooper SD Clubman ALL4
Precio35.799,99 euros
Potencia190 CV a 4.000 rpm
Par máximo400 Nm a 1.750-2.500 rpm
Cilindrada1.995 cm3
Aceleración (0-100)7,2 segundos
TransmisiónTracción integral permanente
CambioAutomático 8 velocidades
Maletero360 litros
Peso1.540 kg
Mini Cooper SD Clubman ALL4: ¿Deportivo familiar o familiar deportivo?
Diseño6.5
Habitabilidad8
Rendimiento8.5
Equipamiento7.5
Consumo6.5
A favor
  • Rendimiento
  • Equipamiento
  • Chasis
En contra
  • Puertas traseras
  • Consumo
7.4Puntuación
Puntuación de los lectores: (7 Votes)
7.0

Sobre El Autor

Redactor

Graduado superior en automoción y futuro ingeniero en alguna reencarnación. Amante de los deportivos y de los motores atmosféricos, me gustan más la revoluciones que al tonto de clase tirar tizas.

Artículos Relacionados