En Monky Cars, además de hablar de coches, vamos a hacer lo propio con las motos. Cualquier tipo de vehículo que tenga dos o tres ruedas y un motor, sea térmico o eléctrico, tendrá cabida en este espacio que iniciamos con este artículo.

Comenzaremos por las motos del carné A2 -segmento en el que cada vez hay más usuarios que se aventuran a dar el paso- además de probar motos de menor cilindrada como las de 125 cc. Hablaremos de las novedades del mercado, las motos más vendidas según los datos de ANESDOR y alguna que otra moto que resulte llamativa.

Kawasaki Ninja 400

Kawasaki Ninja 400 con faros LED

Primera impresión

Como primera moto traemos la Kawasaki Ninja 400, una moto deportiva que sorprende para bien. Recuerda a su hermana mayor la H2 -la única superdeportiva con turbo que existe en el mercado a fecha de esta prueba-, sobre todo en su parte frontal, en sus líneas laterales y en la forma del colín.

Después de recogerla en el concesionario tuve que repostar y ahí hizo girar el primer cuello. De momento, no es muy común ver esta moto por la calle.

Kawasaki Ninja 400

Detalle con el escape Akrapovic que lleva esta Ninja 400

En la segunda parada que hice frente a una tienda de motos ocurrió lo mismo, dos personas se quedaron mirándola y empezaron a comentar el kit de preparación que llevaba la moto que probé: escape Akrapovic (foto arriba), protector del depósito y tapa del colín -un tanto incómoda cuando haces muchos kilómetros ya que roza ligeramente con la parte trasera del pantalón-. Por último, cuando dejé la moto en mi garaje uno de mis vecinos moteros también se interesó por ella y me preguntó varias cosas. Comprobé, por tanto, que es una moto que llama la atención y crea curiosidad.

Comportamiento

La Kawasaki Ninja 400 pesa en orden de marcha 168 kg (más información sobre sus características técnicas), seis kilogramos menos que su antecesora, la Ninja 300. Esto, junto con la altura de su asiento al suelo de 785 mm, hace que sea una moto fácil de manejar en ciudad, con un radio de giro suficiente para circular. Si tenemos que pasar entre los coches, los espejos, de buena visibilidad, se pueden plegar aunque para acceder hasta ellos nos tenemos que estirar un poco.

Kawasaki Ninja 400

Vista con los espejos retrovisores plegados

En autopista esta moto compacta (1.370 mm de distancia entre ejes) con su cúpula protege lo suficiente para circular a velocidades legales. Protege bien hasta la altura del casco por lo que si vas a viajar muchos kilómetros con ella te recomiendo que te agaches un poco y utilices la cúpula como protección.

Es en carretera donde más hemos aprovechado las características de esta Ninja. Esta moto, enfocada para aquellos que se han sacado el carné A2 -recuerdo que la limitiación está en 47 CV-, tiene un motor bicilíndrico en paralelo que entrega una potencia máxima de 45 CV a 10.000 rpm, un par de 38 Nm, un cubicaje de 399 cc y una caja de cambios de 6 velocidades con un embrague antirrebote asistido húmedo multidisco (en este vídeo Kawasaki explica las ventajas de este tipo de embrague).

Kawasaki Ninja 400

Este modelo se puede comprar en el color verde típico de Kawasaki o en negro

En carretera con curvas es sin duda donde me he divertido más con esta moto. Da mucha confianza entrar en curva con ella -si vienes del A2 es un punto muy a tener en cuenta-, sientes que va sobre raíles cuando trazas una curva. A esto ayuda que la horquilla telescópica haya aumentado hasta los 41 mm (antes 37 mm) y tenga un chasis multitubular en acero de alta tensión.

Cuando digo en el titular que es una buena ‘motoescuela’ es porque es un vehículo de transición para otras motos más deportivas. Su postura es más erguida que si fueses en una R, aunque no vas recto como en una trail. Las estriberas están en una posición elevada para que no toquen en curva y no están tan atrasadas como en una superdeportiva.

Por tanto, es una moto con la que poder acostumbrarse a la postura deportiva y a moverse encima de la moto -Chicho Lorenzo, padre de Jorge Lorenzo y propietario de las escuelas de pilotos Lorenzo Competición, explica en este vídeo cómo deben colocarse los pies en las estriberas– y así poder pasar a una de mayor cilindrada cuando pases los dos años necesarios del A2.

Consumo

Para opinar sobre la Ninja 400, además del uso diario que he hecho de ella, la probé en una ruta de unos 225 km por la sierra de Madrid. La mayor parte del recorrido lo hice por carreteras secundarias con curvas yendo a ritmo ligero, también hice autopista y unos pocos kilómetros por pueblos y ciudad. El consumo mixto fue de 4,5 litros / 100 km y aún quedaba una autonomía estimada de unos 66 kilómetros. Todo con un depósito de 14 litros, tres menos de lo que tiene la Ninja 300.

Kawasaki Ninja 400

Vista del depósito de 14 litros de capacidad

Contras

La Kawasaki Ninja 400 es una buena moto para aprender a llevar una deportiva. No obstante, si empiezas en este mundo es muy posible que se te duerman las manos, que te molesten las muñecas y que te duela la espalda y el cuello. Sin embargo, a cambio tendrás una buena dosis de adrenalina con una moto que está preparada para que mantengas el control aunque no tengas mucha experiencia.

Hay pequeños detalles que no me han convencido como que la pantalla no se ve bien cuando le da directamente el sol (en otros medios que han hecho la prueba de esta moto he visto que les parecía correcto, pero mi sensación no ha sido la misma) o la terminación del colín que puede resultar molesto en la parte final del trasero del conductor.

Kawasaki Ninja 400

Detalle de la terminación del colín que a ciertas personas les puede resultar molesto si hacen muchos kilómetros

Pros

A pesar de estos contras, la sensación de esta moto ha sido muy positiva. Frena muy bien gracias a un disco lobulado delantero de 310 mm con una pinza de doble pistón y un disco lobulado trasero de 220 mm con una pinza de doble pistón. Además, el ABS no es intrusivo.

Kawasaki Ninja 400

Detalle del disco de freno lobulado delantero

Entrega la potencia de forma lineal, lo que ayuda a que no tengas sustos innecesarios. Tiene un consumo moderado y puede ser una moto para el día a día -aunque si queremos que sea práctica tendremos que llevar una mochila en nuestra espalda-. Además, su precio -oferta de lanzamiento de 6.185 euros– es ajustado con respecto a las prestaciones que ofrece. La iluminación de la moto, full LED, me resultó más que correcta cuando rodé con ella de noche.

Me gusta que las marcas no nos mientan cuando nos venden sus productos. Kawasaki en su web dice lo siguiente: “La Ninja 400 ofrece acabados de alta calidad, un motor con un gran rendimiento, ligera, fácil manejo y una posición relajada y deportiva que la hacen divertida y fácil de conducir”. Doy fe de que así es -aunque pondría entre comillas la posición relajada si la comparamos con otro tipo de motos del mercado-.

Gracias por no vendernos la moto, Kawasaki.

Kawasaki Ninja 400: la 'motoescuela' deportiva para el A2
La Kawasaki Ninja 400 es una deportiva ideal para aquellos que se acaban de sacar el carné A2. Bien equilibrada y con buenas prestaciones y sensaciones
DISEÑO9
COMODIDAD6
RENDIMIENTO8.5
EQUIPAMIENTO7.5
CONSUMO8
A favor
  • Entrega de potencia del motor
  • Sensaciones en marcha
  • Buenas prestaciones y consumo
En contra
  • Postura cansada en rutas largas
  • Mala visibilidad del display
  • Colín incómodo
7.8Puntuación