La ITV es uno de los exámenes que los coches tienen que pasar cada cierto tiempo, por nuestra seguridad y la de los demás. Cada año, miles de vehículos acuden a los talleres oficiales para someterse a este examen, la ITV, y como si de estudiantes se tratara, hay algunos que aprueban, y otros que, sin más, suspenden.

La empresa alemana Dekra, dedicada a la realización de ITV, ha llevado a cabo un estudio con todos los coches que se pasan por sus instalaciones. El estudio demuestra que los vehículos cada vez tienen más dificultades para pasar la inspección, debido, en parte, a un parque de vehículos anticuado.

Sin más, pasamos a ver los coches que más se averian.

Microurbanos: Fiat Panda (2003-2012)

Las pérdidas de aceite en el motor, las fugas en la caja de cambios y los problemas en la suspensión, en la estabilización, en el sistema de escape lo aúpan a lo alto de esta tabla.

Urbanos: Peugeot 206 (1999-2013)

Los frenos y las rótulas del eje delantero se desajustan y se deterioran rápidamente, mientras que las fugas de aceite son habituales en motor y caja de cambios.

Compactos: Volkswagen New Beetle (1998-2011)

Este coche alemán cuenta con un 8,5% de averías graves, entre las que destacan sus fallos en las rotulas, brazos de suspensión y cojinetes del tren delantero.

Berlinas: Peugeot 407 (2004-2013)

Además del desgaste de frenos y rótulas de dirección, la berlina francesa presenta fallos electrónicos que repercuten en diferentes funcionalidades del coche: luces, funcionamiento del motor, etc.

Monovolumen compacto: Citroën Xsara Picasso (2003-2012)

El monovolumen francés presenta vibraciones al frenar y problemas en la centralita del motor. Por otro lado, es posible encontrar pérdidas de líquido de la dirección asistida.

Monovolumen grande: KIA Carnival (2008-2012)

De todos los modelos analizados por Dekra, el KIA Carnival tiene el porcentaje más alto de averías de importancia: 31%. Los frenos, además de degradarse, pueden perder potencia.

Coupé/Cabrio: Mercedes CLK (2002-2009)

Mercedes, una de las mejores marcas premium no se salva de esta lista, y es su deportivo CLK del 2002 el que se cuela en esta lista con un 4,2% de averías graves, entre las que destacan los problemas en los cojinetes y las rótulas de la suspensión.

Todoterrenos: Suzuki Jimny (1997-2013)

Con un 8,6% de averías severas, el japonés cierra la tabla con problemas de desgaste en los frenos debido a la rápida corrosión de sus pinzas y discos. Sus faros tienen que ser regulados de manera periódica y puede que provoque mayores emisiones contaminantes, debido a fallos en el funcionamiento de la centralita.

Cabe destacar que la mayoría de coches son de la PSA (Peugeot-Citröen), y es que, algunos estaremos de acuerdo, en que la primera década de los años 2000 no fue la mejor época de este grupo automovilístico.