La recuperación de energía es esencial en los tiempos que corren, como el sistema KERS utilizado en la F1, o la frenada regenerativa del BMW i3.

Con este planteamiento, Audi ha desarrollado eROT, un prototipo en el cual, unos amortiguadores rotativos electromecánicos sustituyen a los amortiguadores hidráulicos telescópicos utilizados hoy en día para ahorrar combustible y aumentar el confort en el habitáculo.

“Cada irregularidad, cada bache, cada curva, induce cinética en el coche. Los amortiguadores actuales absorben esa energía, que se pierde en forma de calor. Con el nuevo amortiguador electromecánico junto al sistema eléctrico de 48 voltios, damos un uso a dicha energía. El sistema también nos brinda posibilidades enteramente nuevas a la hora de ajustar la suspensión.” – explica Stefran Knirsh, Director de Desarrollo Técnico de AUDI AG. 

Este nuevo sistema, responde rápidamente y con el mínimo de inercia, además, se adapta perfectamente a las irregularidades de la superficie de rodadura y a la conducción del usuario. Una de las principales ventajas del sistema es su geometría. Los motores eléctricos están dispuestos horizontalmente en la zona del eje trasero, sustituyendo a los amortiguadores convencionales, lo que posibilita un espacio adicional para el maletero.Otra de sus ventajas, y a mi opinión la más interesante, es la de convertir energía cinética creada en compresión y extensión de la amortiguación, en electricidad. Para lograr esto, un brazo absorbe el movimiento de la rueda. Este brazo, transmite la fuerza a través de un grupo de engranajes a un motor eléctrico, que la convierte en electricidad. Esto se transforma en un ahorro de 3 gramos de CO2, con una capacidad de recuperación de entre 100 y 150 vatios –desde 3 vatios en autopistas bien asfaltadas, hasta 613 en carreteras secundarias en mal estado-.

Pero toda esta energía cinética transformada electricidad tiene que llegar a algún lado, y para eso Audi ha dotado a su sistema eROT de una batería de iones de litio que ofrece una capacidad de 0,5 kV/h y una potencia máxima de salida de 13 kV. Un convertidor de corriente continua conecta el sistema de 48 voltios al sistema eléctrico principal de 12, que incluye un generador de alta eficiencia.

Los resultados iniciales de ensayos del eROT son prometedores, y sería posible su uso en futuros modelos de la marca germana. En la próxima evolución, planeada para 2017, el sistema de 48 voltios servirá como sistema eléctrico primario, además de para el sistema de amortiguación, utilizando así un sistema híbrido ligero de alto rendimiento, que podrá ofrecer ahorros de hasta 0,7 litros por cada 100 kilómetros.

Sobre El Autor

Director y fundador

Soy un apasionado del motor desde muy pequeño, podría decirse que era el típico niño que solía ir recitando las marcas de los coches a sus padres. Me encantan todos los tipos de coches, en especial los super deportivos italianos, como los Lamborghini y los Ferrari.

Artículos Relacionados