Alfa Romeo aprovechó su 105 aniversario para colarse en el segmento de berlinas Premium con un motor de tracción trasera (todas las versiones) y algo más de 500 CV en su versión Quadrifoglio Verde, en la cual Ferrari ha metido la mano…y ha obrado su magia. En Alfa lo han hecho muy bien, se han involucrado mucho poniendo sobre la mesa muchas horas de trabajo y muchos fajos de billetes, muchísimos, para desarrollar una nueva plataforma (lo que nos lleva a pensar que las siguientes generaciones la montarán) que hace que el Giulia sea mucho más ágil, eficaz y confortable que sus rivales directos.

Interior

Bueno pues si por fuera no te ha llenado seguro que por dentro lo consigue con un interior elegante, bueno al tacto y de un muy buen aspecto, es un coche cómodo y con buen espacio interior. Han conseguido que la pantalla (que no es táctil, como las de BMW y Mercedes) quede encajada a la perfección en un salpicadero con unas líneas muy elegantes, cuenta con un volante que tiene un tacto exquisito con un agarre y grosor bastante buenos aunque no es completamente redondo… Que para la versión QV puede tener sentido pero para las versiones inferiores estaría mejor que fuera redondo. Las plazas traseras están bien en todas las dimensiones aunque si delante van personas muy altas puede estar comprometida la situación, si van 3, el del medio tendrá que sortear el túnel de la transmisión que es realmente alto y el acolchado del respaldo es muy duro. Por la noche hay una luz de ambiente que ilumina la consola, los pies de los pasajeros y la plaza central trasera, lo que le otorga una sensación acogedora.

Y llegamos al maletero… El gran Talón de Aquiles de este coche, y es que tiene una buena capacidad pero no es muy aprovechable, me explico, la puerta es muy pequeña y el acceso al maletero es muy angosto y dificulta mucho el meter bultos en el interior, pero una vez lo has conseguido te encuentras que al fondo hay un travesaño que nos resta casi 15 cm de altura… Y es mucho, pero no pasa nada porque se podrán abatir los asientos, ¿verdad? Sí, se pueden… En opción… Y cuesta 250€… Surrealista. Por último, la puerta del maletero funciona con muelles, que quiere decir que la gravedad puede jugar en tu contra porque si aparcas cuesta arriba, el muelle no puede sujetar el peso de la puerta por completo y cede un par de centímetros… Así que cuidado con la cabeza.

En general, el interior del Giulia ofrece un diseño original sin elementos que rompan la armonía del conjunto, un espacio cómodo para los pasajeros y con unos buenos materiales.

Equipamiento

En cuanto a equipamiento partimos de un punto razonable, si tomamos como referencia el motor de 150 CV con acabado Super tenemos llantas 17″ (más recomendable que las de 18″), Start & Stop, volante y pomo de cambio en piel, tapicería mixta de cuero y tela (merece la pena pagar más por la de cuero como en las fotos), encendido automático de luces, sensor de lluvia, faros antiniebla delanteros, sensor presión neumáticos, sensor aparcamiento trasero (recomiendo encarecidamente pagar por los delanteros porque es muy fácil golpear los salientes del morro), avisador cinturón, asistente de frenada de emergencia, asistencia Alfa Romeo y sistema de aviso por cambio involuntario de carril. Los opcionales son abundantes y os podéis pasar por la página web de Alfa Romeo donde podréis verlos todos, a parte de configurar el modelo que queráis.

Motores

Bueno, esperemos que se actualice la gama de motores porque como veréis en la tabla, solamente contamos con 2 motores gasolina, un 2.0 de 200 CV disponible en dos acabados y la joya de la corona: el 2.9 V6 y 510 CV de la mano de Ferrari, propio de la versión QV.

VersiónCambioAcabado
2.0 200 CV GasolinaAutomáticoGiulia/Super
2.2 Turbo 136 CV DieselManualGiulia
2.2 Turbo 150 CV DieselManual/AutomáticoGiulia/Super
 2.2 Turbo 180 CV DieselManual/AutomáticoSuper
2.9 V6 Biturbo 510 CV GasolinaManualQuadrifoglio Verde

Sobre El Autor

Apasionado de las ruedas desde que nací, ya me inicié en el drift con el triciclo, sin dejar pasar ninguna oportunidad de conducir ni formar parte de este mundo.

Artículos Relacionados