Desde muy pequeño mi cabeza empezó a estar llena de coches, apenas sabía hablar y ya me sabía casi todas las marcas. Mis paseos se resumían en ir diciendo en voz alta las marcas de los coches que veía aparcados. Mis padres, preocupados, decidieron entonces calmar mi obsesión comprándome coches, eso sí, de plástico.

Recuerdo que llamaban la atención las formas, todas las marcas tenían algo diferente en incluso dentro de ellas, en los modelos. Eran tiempos en los que la investigación y producción resultaban más costosos ya que no se podían aprovechar de un auge tecnológico como el que hay ahora.

Resultado de imagen de coche tecnologia interior

”Los coches actuales tienen todo lo que podemos desear de nuestro día a día,modernos sistemas de navegación,detector de peatones,de señales de tráfico,asientos calefactables ,detectores de somnolencia…”

Diseñar un coche atractivo, cómodo y con una potencia aceptable resulta muy fácil, y si ya resulta rentable, la personalidad va directa al contenedor. Cualquiera puede vender un modelo determinado en estos tiempos, estoy seguro que si cojo mi Vectra B del 1997 (con el que estuve encantado) y subo la altura de la carrocería haría un SUV muy exitoso, creo que quitaría unas cuantas ventas al Seat Ateca, Renault Kadjar y similares…

Resultado de imagen de audi q3

Por si no te habías enterado, bienvenido al mundo SUV. El único objetivo de estos coches es ir más alto que en un turismo e ir de un lado a otro.

Creo que las marcas que más publicidad tienen, son las que más carecen de personalidad. “Oh, me acabo de sacar el carnet, quiero que mi padre me compre un Golf, es un 1.6 TDI, pero me da igual es que pone Volkswagen, lleva mucho equipamiento, y consume muy poco”. Consume muy poco sí, pero contamina un ‘huevo’. Me resulta gracioso pero en el configurador de Volkswagen te ofrecían la posibilidad de plantar árboles (bosque BLUEMOTION se llama) por la compra de un Volkswagen, es lógico resulta más barato que diseñar un sistema de expulsión de gases en condiciones, y menos revolucionario que eliminar los diésel por completo. La gente no sabe que un Mazda  3, tiene muchísima más personalidad que un premium tricilindrico o un golf 1.6 con GTI line, al que se tiene que utilizar el apodo GTI en vano para hacer ventas. Me parece un insulto.

La facilidad de hacer ventas es tal que las marcas se están haciendo competencia dentro del mismo grupo. Estoy en contra de que las marcas trafiquen con los chasis, fabriquen infinitos modelos (incluso de distintas marcas) y diseñen modelos sin alma,el caso más extremo es cuando no cambian ni la forma de los faros. Como Renault en la que su nueva gama se propondrán el hacer un copia y pega literal. Os dejo adivinar como va a ser el nuevo Renault Koleos. Venga os lo pongo…

Imagen relacionada

La única forma de empeorar esto es con un SUV autónomo. El coche autónomo tiene el mismo alma que un congelador ya que su objetivo no buscará aportar algo en la conducción. Entonces si que se habrá perdido toda la personalidad. Estará lleno de robots que te traerán bebidas y habrá una china que te hará masajes. Lo único bueno es que podrás decir, ¡mira mamá sin manos!

Sobre El Autor

Redactor

Graduado superior en automoción y futuro ingeniero en alguna reencarnación. Amante de los deportivos y de los motores atmosféricos, me gustan más la revoluciones que al tonto de clase tirar tizas.

Artículos Relacionados