El Volkswagen Golf GTI MkII, un clásico entre los clásicos de los 80, fue producido por Volkswagen entre los años 1983 y 1991 en producción ininterrumpida. Fue presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt en 1983.

El Golf GTI MkII fue un coche desarrollado desde cero, encargado de sustituir al ya existoso Golf MkI, el cual se diferencia de su predecesor en unas menores dimensiones, así como en su gama de motorización. Además, es a partir de esta generación cuando se comenzaron a ver la dirección hidráulica, el cierre centralizado, las elevalunas eléctricas y los espejos exteriores con ajuste eléctrico, así como diversos diseños de llantas de aleación. Los niveles de seguridad activa y pasiva mejoraron, incluyendo como mejoras adicionales el sistema ABS y un sistema de tracción a las cuatro ruedas (Syncro); y los problemas de corrosión que presentaba la primera versión del modelo fueron resueltos. El Golf MkII además, contaba con una nueva caja de cambios manual de 5 velocidades.

El Golf MkII se presentó con las siguientes variaciones: Golf C, Golf CL, Golf GL, Golf GT, Golf GTD y Golf GTI.

El Golf GTI MkII 8V, apareció en el mercado en 1984 con un motor de 1.800cc 112 cv con inyección mecánica, y fue a partir de 1987 cuando se insertó la inyección electrónica. No fue hasta junio de 1985 cuando aparece el Golf GTI MkII 16V, con un motor de 1.800cc que producía 139 cv, y más tarde, en 1990 aparecería el Golf GTI G60, que montaba un supercargador tipo G, de 60mm y que, con un motor de 1.800cc elevaba la potencia hasta los 160cv.

En carretera, el Golf GTI MkII 8V que fue el que tuvimos la suerte de probar, es un coche sencillo, con unas suspensiones rígidas que hacen que se agarre bien a las curvas, pero que como contrapartida hace que notes cada bache que tomas. La dirección, en este caso, era asistida, haciendo que no fuese difícil girar el volante, y transmitiéndonos una sensación de suavidad en cada curva, también ayudado a su tracción delantera.

El GTI es un coche de respuesta rápida, marchas cortas y una aceleración muy buena, haciendo que su velocidad punta no llegue a más de 190 km/h, podríamos decir que es un coche muy indicado para tramos con curvas, además su bajo peso, de poco más de 1000 kg y su corta batalla lo reafirman a ello. Es un coche divertido de conducir, con ese toque ochentero que nos recuerda lo bien que funcionaban los coches antes de introducir tanta electrónica en ellos.

Volkswagen Golf GTI MkII
Diseño8.5
Habitabilidad8.5
Rendimiento8.5
Equipamiento8
Consumo7
Positivo
  • Relación corta y buena aceleración
  • Diseño exterior
Negativo
  • Consumo
  • Insonorización
8.1Puntuación
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
3.5