No, no voy a hablar del e-mehari, vehículo conceptual que saldrá próximamente a la venta. Me refiero a su abuelo, el original Citroën Mehari.

Un vehículo que estuvo en producción entre 1.968 y 1987. Derivado del Dyane 6, con el que solo compartía el bastidor, pues el resto del vehículo era íntegramente de plástico. Dicho material no estaba pintado, sino que estaba entintado, al contrario que las carrocerías de chapa al uso.

Pero las peculiaridades del coche no terminaban ahi, también se diferenciaba por su ausencia de puertas, en su lugar habia unos rebajes para faciitar la entrada al mismo. También carecía de techo, solo tenia un techo de lona que se extendía hasta los laterales, donde también incorporaba, también de lona, unas puertas que aislaban mas bien poco. Valga decir que el Mehari no estaba pensado para climas revueltos, pues en un día de lluvia, probablemente terminásemos de agua hasta las rodillas.

La lona protectora se sujetaba a la carrocería mediante unos corchetes, solución sencilla para un coche que pretendía serlo hasta el mas mínimo detalle.

En el apartado mecánico destacaba por tener 33 cv, una potencia mínima pero que unido a sus pocos 570 kg, le bastaban para alcanzar los 100 km/h.

Como curiosidad sobre éste vehículo, tenía un embrague centrifugo. Me explico: si en una bajada prolongada, a menos de 1.000 rpm, el embrague se desacoplaba y no existía el freno motor, con lo cual no teníamos mas remedio que acelerar un poco para que se acoplase el embrague.

Como conclusión, un vehículo más parecido a un boogie o coche playero que a uno dedicado al día a día. Pero no os voy a engañar, yo quiero uno para el verano. ¿y tu?

Sobre El Autor

Redactor

Entusiasta de las cuatro ruedas, sobretodo de las antiguas, cuando todo era olor a gasolina y aceite. Encargado de la sección Monky Retro, donde se analizan coches viejunos.

Artículos Relacionados